barra head

Las peluqueras Mia Neal y Jamika Wilson quieren que su victoria en los Oscar sea m√°s grande que ellas

Las peluqueras Mia Neal y Jamika Wilson quieren que su victoria en los Oscar sea m√°s grande que ellas

El 25 de abril, Neal gan√≥ el premio de la Academia al mejor maquillaje y peluquer√≠a por la pel√≠cula Ma Rainey's Black Bottom junto a Jamika Wilson y Sergio L√≥pez-Rivera. Al ganar, Wilson y Neal tambi√©n se convirtieron en las primeras mujeres negras en hacerlo en esta categor√≠a, que se estren√≥ en los Oscar hace exactamente 40 a√Īos. Si bien El planeta de los simios y Las siete caras del Dr. Lao hab√≠an sido galardonados por sus logros especiales en 1968 y 1964 respectivamente, fue la falta de reconocimiento de la Academia a los efectos de maquillaje de El hombre elefante en 1980 lo que impuls√≥ la creaci√≥n del premio al a√Īo siguiente.

Que dos mujeres negras ganen el Oscar por una historia que tiene como protagonista a una mujer negra sin complejos, Ma Rainey, interpretada por la actriz Viola Davis, es especialmente notable, y es un motivo de orgullo para ambas.

"Estoy feliz de que las chicas y los chicos j√≥venes puedan ver que esto es un logro que se puede tener... para m√≠, al crecer, no vi a nadie que se pareciera a m√≠ ganar un Oscar", dice Wilson, y a√Īade: "Es realmente una bendici√≥n y significa para m√≠ que las puertas est√°n abiertas y que otros j√≥venes artistas pueden ver una meta a la que llegar."

Mientras que Wilson es el peluquero personal de Davis, Neal se encargaba de las pelucas y el pelo de la producci√≥n. El trabajo de Wilson consist√≠a en garantizar la continuidad y asegurarse de que, cada d√≠a, las pelucas de Neal estuvieran personalizadas en el rostro de Davis. Junto con L√≥pez-Rivera, Neal y Wilson pretend√≠an que el p√ļblico de la pel√≠cula tuviera la misma experiencia al ver a la Rainey de Viola que la que tuvo el p√ļblico de principios del siglo XX al ver a la cantante real. Una de las consecuencias de esto es el comentario permanente sobre lo antiest√©tico que resultaba Davis interpretando a Rainey. Pero, por supuesto, ese era el objetivo. Como se√Īala Neal, era parte de la psicolog√≠a de Rainey parecer poco atractiva. Rainey no deseaba ser est√©ticamente agradable o socialmente aceptable.

"Siempre me resultaba interesante cuando hablaba con la gente y me decían: 'Fue duro para mí ver a Viola así'... hacían los mismos comentarios que hacía la gente que escribía sobre [Ma Rainey]", dice Neal.

A la hora de confeccionar el look para la transformaci√≥n de Davis en Ma Rainey, el equipo de maquillaje y peluquer√≠a de la tr√≠ada -junto con la dise√Īadora de vestuario Ann Roth, que gan√≥ el Oscar al mejor dise√Īo de vestuario por la pel√≠cula- bas√≥ su creaci√≥n en siete fotograf√≠as que encontraron en la investigaci√≥n, as√≠ como en numerosas descripciones de la presentaci√≥n de la cantante de blues. Neal afirma que, en la √©poca de Ma Rainey, se la describ√≠a a menudo como "la mujer m√°s fea del mundo del espect√°culo" y, aunque "fea" no es una palabra que Neal utilizar√≠a para describir a nadie, el equipo no pod√≠a ignorarla. Seg√ļn Wilson, Viola tambi√©n se inclin√≥ por ella.

"A Viola le encanta la transformación. Le encanta ser realmente auténtica con su personaje. Quiere ofrecerte la crudeza, lo real... canaliza a quien interpreta", dice Wilson.

Wilson empez√≥ a peinar a los famosos a finales de los a√Īos ochenta, primero para la actriz Keke Palmer en el programa True Jackson, VP. Desde hace 12 a√Īos es la peluquera personal de Davis. Por su parte, Neal se introdujo en el mundo del estilismo en el mundo del espect√°culo despu√©s de la universidad, tras hacer pr√°cticas en un programa de aprendizaje profesional en la Juilliard School de Nueva York. Pensaba que tendr√≠a que esperar muchos a√Īos antes de llegar a peinar en Broadway, pero ocurri√≥ durante el aprendizaje, y su carrera pronto despeg√≥. Pero fue hace 10 a√Īos, cuando conoci√≥ a Roth, cuando Neal dice que su carrera cambi√≥ radicalmente.

"Me puso en producciones y me sentó en mesas con gente con la que nunca habría tenido la oportunidad de cruzarme. Algo de lo que nadie habla es que es fácil encasillarse en este negocio", dice Neal.

Con esto, Neal quiere decir que las oportunidades para que los peluqueros y maquilladores negros trabajen en programas m√°s all√° de los que cuentan con un reparto negro pueden ser limitadas.

"Es inusual. Muchas veces la gente dice que vamos a hacer un espectáculo para negros, que vamos a contratar a una persona negra para que lo haga. Y para mí, es como... me gustan las piezas de época, me gustan todo tipo de cosas, me encanta investigar", dice Neal.

Wilson cree que la industria debe profundizar y llegar a la raíz de las limitaciones de los estilistas negros en la producción. Por supuesto, como cualquier escasez de representación, nunca se trata de una producción, sino de todo un panorama de la industria que dificulta las barreras de entrada para los negros, desde las limitaciones financieras hasta la mera falta de exposición a las posibilidades de las carreras en este campo. Desde luego, no faltan en el género historias que tratan de cómo la falta de diversidad en el maquillaje y el estilismo puede hacer fracasar a los actores negros en el plató, desde las estrellas hasta los papeles secundarios y los extras.

Pero ambas mujeres se√Īalan que, a medida que m√°s actores negros son contratados como protagonistas y pueden hacer peticiones, los beneficios repercuten en sus estilistas de peluquer√≠a y maquillaje: "Gracias a Dios, ahora los actores hablan y piden que estemos en los tr√°ilers con ellos", dice Wilson.

Neal también cree que los servicios de streaming como Netflix, que distribuyó Ma Rainey's Black Bottom, han ayudado a cambiar el juego. Como estos formatos se basan en un modelo de suscripción mensual, los presupuestos no dependen de que las películas recuperen dinero en la taquilla. Como resultado, Neal dice que estos servicios han "invertido en artistas a nivel mundial... y les han dado un presupuesto adecuado".

A pesar de ello, Neal afirma que se ha sentido bien acogida en el sector y que no ha sentido ninguna "resistencia a la diversidad"; desde su punto de vista, s√≥lo era una conversaci√≥n que hab√≠a que mantener en el sector. Tambi√©n dice que ahora ve m√°s gente negra en su sindicato que cuando se afili√≥ hace 18 a√Īos y, para ella, eso es un progreso.

Por ahora, mientras Wilson y Neal saborean su victoria en los Oscar, tambi√©n tienen la vista puesta en el futuro. Wilson dice que le gustar√≠a hacer m√°s trabajos de estilismo para pel√≠culas -especialmente trabajar y hacer pelucas- y posiblemente sacar productos para el cabello en alg√ļn momento. En cuanto a Neal, quiere seguir trabajando en obras de √©poca. Pero, sobre todo, est√° disfrutando de todo lo que se le presenta, incluida una pr√≥xima pel√≠cula de Noah Baumbach.

"Siento que siempre me llaman para hacer proyectos de ensue√Īo", dice. "Siento que cada proyecto que recibo es un proyecto de ensue√Īo".

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

12 votos

Noticias relacionadas