barra head

Que mejorar en las medidas de seguridad del COVID-19 en los Juegos Olímpicos de Tokio

LOS M√ČDICOS EXPERTOS HAN OPINADO

Esto es lo que los expertos médicos dicen que podría mejorar las medidas de seguridad del COVID-19 en los Juegos Olímpicos de Tokio

A pesar de las protestas de sus ciudadanos, del aumento de los casos de COVID y de una tasa de vacunación en todo el país de sólo el 20%, Japón sigue adelante y acoge los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de verano de 2020 desde finales de julio hasta principios de septiembre.

El contrato del país con el Comité Olímpico Internacional (COI), firmado en 2013, solo otorga a este último la facultad de cancelar el evento, según un análisis de la BBC de su cláusula de cancelación.

Aunque el último manual para los asistentes a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos afirma que sus políticas de seguridad están "basadas en la ciencia y en el asesoramiento de los expertos", los expertos médicos de todo el mundo advierten que el actual plan de mitigación del COVID-19 no es lo suficientemente sólido como para evitar los grupos de transmisión y puede crear nuevas cepas.

"Como el ritmo de vacunación es lento [en Japón], existe el riesgo de que las cepas mutadas se originen en Japón", dijo Kenyu Sumie, presidente de la Asociación de Médicos y Dentistas de Japón, en una entrevista con el South China Morning Post. "Cuando eso ocurre, existe el riesgo de que las cepas mutadas se propaguen en Japón, por lo que creo que en este momento es imposible celebrar los Juegos Olímpicos con seguridad".

Una encuesta realizada por el periódico conservador Yomiuri reveló que el 50% de los encuestados opinaba que los Juegos Olímpicos deberían celebrarse en julio, un 39% más que en una encuesta similar realizada por el periódico a principios de mayo, según el Japan Times.

Los protocolos de seguridad no protegen adecuadamente a los atletas, el personal o los ciudadanos

Los participantes de Tokio 2020 no están obligados a vacunarse para asistir o participar.

La revista New England Journal of Medicine (NEJM) publicó el 1 de julio un artículo en el que se instaba a reevaluar el actual plan de mitigación del COVID-19 del COI: "Creemos que la determinación del COI de seguir adelante con los Juegos Olímpicos no se basa en las mejores pruebas científicas. Mantiene que los atletas participan bajo su propio riesgo, al tiempo que no distingue los distintos niveles de riesgo a los que se enfrentan los atletas ni reconoce las limitaciones de medidas como los controles de temperatura y los protectores faciales."

Los médicos también han instado a que los débiles protocolos de seguridad no protejan adecuadamente a los entrenadores, funcionarios, personal de los hoteles, trabajadores de los transportes, voluntarios (muchos de los cuales han renunciado) y personal sanitario contratado para atender casos intensos. Un portavoz del Hospital Internacional St. Luke dijo a TIME que se había contactado con él para coordinar la atención de los Juegos Olímpicos, pero que no se había producido ningún avance desde finales de junio.

Las medidas de mitigación pueden no ser lo suficientemente fuertes para prevenir brotes y nuevas cepas

Durante la pandemia se han celebrado muchos eventos deportivos, con un número limitado de casos de coronavirus. El NEJM atribuye el éxito de estos eventos a los protocolos rigurosos e informados basados en la comprensión de la transmisión aérea, la propagación asintomática y la definición de los contactos cercanos.

Aun así, pueden producirse casos por mucha planificación que se haga.

Las medidas de mitigación están diseñadas para minimizar la transmisión, no para erradicarla. Las condiciones ideales, según el NEJM, incluirían habitaciones de hotel individuales para los atletas, pruebas al menos diarias y tecnología portátil para controlar los contactos, todo ello apoyado por un riguroso rastreo de los contactos.

Aunque las pruebas serán frecuentes, los atletas seguirán estando en riesgo. Los controles rutinarios de temperatura y síntomas no ayudarán a identificar a los participantes asintomáticos o presintomáticos, que pueden propagar la infección antes de su detección.

Las medidas de mitigación también deben adaptarse a cada deporte, algunos de los cuales son de mayor riesgo debido al lugar y al nivel de contacto. Sin embargo, estas contramedidas no se recogen actualmente en el manual olímpico.

Aunque existen pruebas y rastreos de contratos, el COI fomenta muchas contramedidas en lugar de exigirlas y hace recaer la responsabilidad de la mitigación en los individuos. Aunque a todos los asistentes se les pide que lleven máscaras y que se distancien socialmente, el COI no les ha proporcionado habitaciones individuales ni ha especificado medidas de distanciamiento social para los espacios compartidos, como las cafeterías.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

10 votos

Noticias relacionadas