barra head

Por qué he dejado de poner mis bordes y he optado por el "pelo de nube" esponjoso

Por qué he dejado de poner mis bordes y he optado por el "pelo de nube" esponjoso

Pero aunque las mujeres negras sigan jugando con su textura natural, sigue habiendo ciertas preferencias estéticas dentro de la comunidad a las que hay que hacer frente. Aunque no lleguen a alisar su textura, muchas mujeres negras se ven presionadas para que su cabello natural tenga un aspecto determinado, concretamente, para que parezca "hecho", lo que a menudo significa bordes finos, arremolinados y engominados, o una base peinada que se convierte en una bola. Existe la creencia persistente de que si llevamos el pelo suelto, nuestros patrones de rizado -naturales o hechos con la ayuda de trenzas o herramientas de rizado- tienen que estar perfectamente definidos para que el pelo quede bien.

A primera vista, puede parecer una norma inocua, algo tan simple como una preferencia de estilo, pero en muchos sentidos, es mucho m√°s profundo que eso. ¬ŅD√≥nde est√° la versi√≥n para chicas negras de un mo√Īo desordenado? ¬ŅPor qu√© la obsesi√≥n por asegurarse de que nuestros patrones de rizos est√©n siempre bien definidos, incluso si eso significa pasar horas a la semana para retorcer y volver a retorcer nuestro cabello? ¬ŅPor qu√© para que se nos considere "presentables" hay que cepillar nuestro pelo, que por naturaleza quiere hincharse, para que parezca lo m√°s liso posible? Si una parte del amor por los pliegues naturales de una persona consiste en rechazar los est√°ndares de belleza euroc√©ntricos, ¬Ņpor qu√© no dejar que la coronilla se convierta en una magn√≠fica nube, desde la ra√≠z hasta las puntas?

Las personas con pelo de textura afro gastan mucho en productos de belleza. Un estudio de 2018 realizado por Nielsen reveló que de los 63,5 millones de dólares que se gastaron en ayudas étnicas para el cabello y la belleza en 2017, las personas de raza negra representaron casi el 86%, desembolsando la friolera de 54,4 millones de dólares. Nos enorgullecemos de nuestro cabello, pero a veces, da la sensación de que ese "orgullo" presiona indebidamente a las mujeres negras para que el aspecto de su cabello se ajuste a una serie de parámetros que, en primer lugar, nadie más tiene que seguir y, en segundo lugar, no se crearon pensando en los negros.

El hecho de que quieras que tu rutina de cuidado del cabello sea menos complicada no habla de cu√°nto te valoras. Y si a ning√ļn otro grupo de personas se le imponen normas tan r√≠gidas (v√©ase, de nuevo, el ampliamente aceptado mo√Īo desordenado), ¬Ņpor qu√© nos apresuramos a cumplirlas? Nuestro pelo, por naturaleza, quiere hincharse y encresparse. Es, por naturaleza, la manifestaci√≥n de la libertad, as√≠ que ¬Ņpor qu√© imponerle tantas restricciones arbitrarias y antinaturales?

Si vamos a abrazar nuestro cabello natural, es importante hacerlo en todo su esplendor: Cuando est√° suelto, cuando est√° difuminado en la parte superior, cuando los rizos empiezan a separarse o a encresparse, pareciendo m√°s una nube de algod√≥n de az√ļcar que una trenza fresca y uniforme. Est√° bien tener un look de menor esfuerzo. De hecho, no s√≥lo est√° bien, sino que puede ser muy bonito mantener los bordes ondulados, que se levantan como un sufl√© perfectamente ejecutado. Ver estilos como este en la vida cotidiana y en las redes sociales puede influir y ayudar a cambiar estos est√°ndares anticuados arraigados en la supremac√≠a blanca.

Me complace informar de que hay muchas personas que ya rechazan estos estándares y que pueden ofrecer un poco de inspiración sin hacer. Hemos pedido a seis de ellas que expresen su amor por su esponjoso "pelo de nube" y por qué es tan importante para ellas abrazar su pelo en toda su gloria indefinida.

Faith Cummingsescritora y editora

Desde que era una ni√Īa, nunca he sido del tipo de personas con los bordes ca√≠dos y el pelo de beb√©. Me encanta el look, creo que es s√ļper divertido e innovador. Me encanta ver c√≥mo ha evolucionado el espacio con los diferentes cepillos para bordes y las empresas que se dedican realmente a ello. Me encanta ver los nuevos productos de control de los bordes, aunque yo, en su mayor parte, [no los uso].

Cuando me hago trenzas de caja, mi estilista me hace los bordes y me encanta, pero no lo hago por mi cuenta. Por un lado, estoy muy agradecida de tener mis bordes, así que quiero dejarlos vivir. No es un hecho, no es una garantía, así que estoy muy contenta de tenerlos.

Mi idea de ser natural es dejar que mi pelo sea grande, esponjoso, suave y sin peso. Incluso si me hago un peinado, no quiero que haya mucho producto en él, sólo quiero que mi pelo esté libre, y eso incluye también mis bordes. Esa es la simplicidad. Me encanta ver a otras chicas hacer cosas geniales con su pelo de bebé, pero ese nunca ha sido mi ministerio.

Anima Agyemanmodelo y creadora de contenidos

Siempre me ha gustado mi pelo en su estado m√°s natural: el m√°s encogido, ensortijado y espinoso. Si vamos a dejar que nuestro pelo crezca de forma natural, lo que va en contra de la gravedad, no estoy de acuerdo con que nos lo corten constantemente y traten de "domar" nuestros bordes para hacerlo digerible para los dem√°s.

Hay mucho texturismo [en la comunidad del pelo natural] y no mucho amor y verdadera aceptación del pelo rizado. Veo a muchas otras mujeres jóvenes [con pelo de tipo 4] que se relajan los bordes tratando de conseguir lo que se consideraría un pelo de tipo 3 o 2. Y normalmente es porque no tienen un pelo de tipo 4. Y normalmente es porque no están enamoradas de su textura.

A muchas de nosotras no nos han ense√Īado que nuestro cabello es hermoso desde su origen. Muchas de nosotras -incluida yo- nos hicimos la permanente antes de poder decidir c√≥mo quer√≠amos que fuera nuestro pelo. Todo esto est√° relacionado con la raz√≥n por la que ciertos estilos, pr√°cticas y t√©cnicas capilares se han popularizado ahora. Yo no tengo un cepillo de control de bordes, ¬°simplemente no lo tengo! No creo en eso.

Recibo mensajes de mujeres jóvenes negras con pelo rizado de tipo 4 que se dan cuenta de que no uso tanto el control de bordes ni el gel. Me lo agradecen. Es muy interesante que se den cuenta de esas cosas.

Creo que es importante ser negro sin disculpas en todo lo que haces. Hay que darse cuenta de que los est√°ndares de belleza euroc√©ntricos se proyectan sobre nosotros y que no hay que sucumbir a esas cosas. Soy muy consciente de ello desde que me volv√≠ natural hace cinco a√Īos. Y, sobre todo, al ser una estudiante africana en la universidad, me di cuenta de la cantidad de est√°ndares de belleza que se infiltran en nuestro cabello, nuestro maquillaje, el cuidado de nuestra piel, nuestra moda, todo.

Me aseguré de proteger mi yo natural y mi estética natural. En el pasado, sentía la necesidad de peinarme con gomina porque entraba en un espacio corporativo que no acogía el cabello y la belleza de los negros. Eso fue mucho antes de que se aprobara la ley del Estado de Nueva York que prohíbe la discriminación del cabello en el lugar de trabajo. Así que, sí, me peinaba cuando tenía entrevistas, si estaba en un puesto de cara al cliente, o si simplemente me sentía incómoda en un espacio dominado por los blancos. No quería meterme en problemas ni llamar demasiado la atención porque mi pelo es grande, fuerte y pronunciado, y puede ser intimidante, por lo que me han dicho otras personas.

Ahora que soy creadora de contenidos y modelo a tiempo completo, no tengo que [hacer todo eso] y doy gracias a Dios por ello. Estoy muy agradecida por poder expresarme libremente.

Rahel Hailecantante y compositora

Creo que cuando hablamos de las mujeres negras y de c√≥mo nos peinamos, siempre hay una conversaci√≥n impl√≠cita sobre qui√©nes somos y c√≥mo queremos presentarnos al mundo. Cuando era adolescente y joven, luch√© con la disonancia de saber que es importante amar mi pelo natural, pero entender que todo el mundo est√° condicionado a tener una aversi√≥n a √©l. Las se√Īales sociales, las expectativas culturales y los prejuicios impl√≠citos nos ense√Īan a las mujeres negras que, hagamos lo que hagamos con nuestra apariencia, la gente nos har√° saber que est√°n ah√≠ observando, evaluando y juzgando.

Aprendemos que nuestro pelo es inempleable y poco atractivo. Dentro de nuestras propias comunidades, el pelo grande y suelto se considera a veces demasiado salvaje, descuidado, demasiado pol√≠tico o simplemente demasiado. Me cans√© y me enfad√© con estas normas t√°citas. Durante a√Īos me he peinado con un peinado natural, pero siento que mi pelo m√°s grande, con efecto de secado, a veces enredado, a veces peinado, a veces sucio, es una declaraci√≥n de mi propio est√°ndar de belleza: Respetuosamente, no me importa lo que piensen los dem√°s. Cuanto m√°s grande, mejor: siempre hay que hacerle un hueco.

Tolani, creadora de contenidos

Dir√≠a que el 95 por ciento de las veces me gusta mi pelo natural. No me peino los bordes. De hecho, s√≥lo este a√Īo me he cortado los bordes una vez. Creo que, como mujeres negras, es importante normalizar el hecho de llevar los bordes tal y como son, especialmente como chicas 4C. A lo largo de los a√Īos, hemos llegado a amar y apreciar nuestro hermoso cabello rizado, y es hora de que tambi√©n amemos y apreciemos nuestros bordes rizados.

Incluso el nombre de control de bordes... ¬Ņpor qu√© necesitamos controlar nuestros bordes? Cr√©eme, puedes ahorrar mucho tiempo por las ma√Īanas si te colocas el pelo en un mo√Īo o en un puff y sigues tu camino en lugar de intentar colocar tus bordes, que probablemente s√≥lo se mantendr√°n colocados durante unas horas si tienes suerte. Yo quiero seguir luciendo mis bordes sin arreglar probablemente hasta el fin de los tiempos. En algunas ocasiones, me gusta ese aspecto. Pero la mayor√≠a de las veces, mis bordes no est√°n colocados y estoy contento con eso.

Afrikaa, cofundador de Galería FTA

Siempre me ha gustado mi pelo natural, pero fue en el instituto cuando empec√© a aceptarlo por completo. Lo llevaba suelto porque me parec√≠a genial lo esponjoso que era y siempre ten√≠a ese rebote cuando caminaba por los pasillos. Mi pelo es muy sentimental porque me recuerda a mi madre, a la que no he visto f√≠sicamente en m√°s de 10 a√Īos.

Algunos de mis √ļltimos recuerdos de estar en casa (en Liberia) eran de la corona de mi madre, colgando de su espalda en una cola de caballo trenzada. Cuando me hice mayor, me di cuenta de que mis hermanos y primos peque√Īos no sent√≠an el mismo amor por su pelo, as√≠ que empec√© a hacer looks m√°s naturales para ayudarles a sentirse c√≥modos. Una de mis primas peque√Īas se sinti√≥ m√°s c√≥moda llevando su pelo natural gracias a m√≠.

Chizi Duru, creadora de contenidos

Una de las razones por las que inicié mi plataforma es que la representación siempre fue importante para mí. Crecí queriendo ser como las mujeres que veía en los medios de comunicación. Ahora que tengo mi propia plataforma, sabía lo importante que es que otras mujeres negras vean representaciones de sí mismas y se vean en mí y digan: "Vale, ella puede llevar el pelo así y yo también".

Eso tiene tanto poder que creo que muchos de nosotros no nos damos cuenta. No hablamos realmente de lo mucho que nos afecta. Esa es la razón por la que elijo llevar el pelo a lo afro y no dejar los bordes hacia abajo. Sé lo importante que es que otra mujer negra lo vea.

Las entrevistas han sido editadas y condensadas para mayor claridad.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

18 votos

Noticias relacionadas