barra head

Cuando dejé de cambiar para complacerle

De vez en cuando, pap√° me manda un mensaje...

Gin, "Just the Way You Are" sonó en la radio. Siempre pienso en ti. Te quiero.

En 1977, el √©xito de Billy Joel "Just the Way You Are" atrajo a mi ingenuo y rom√°ntico yo de trece a√Īos. ¬ŅNo es bonito que la quiera por ser ella? interpret√© la canci√≥n. Me gustaba tanto la canci√≥n que, con el dinero que ganaba haciendo de canguro y sirviendo mesas, fue el primer disco que me compr√©. El LP The Stranger se convirti√≥ en el favorito de la familia.

También fue por esa época cuando tuve mi primer "novio", Bill. Pronto aprendí que este chico superguapo no era tímido, sino simplemente aburrido. Después de eso, cuando escuché la letra de la canción:

No quiero una conversación inteligente

Nunca quiero trabajar tan duro

Decidí que no quería estar nunca con un tipo que pensara que una conversación inteligente sería un trabajo duro.

Nueve a√Īos despu√©s, en la universidad, cuando mi futuro marido me dijo "no te cambies el pelo. Me gusta as√≠", me acord√© de esta letra:

No vayas a probar una nueva moda

No cambies el color de tu cabello

Me dej√© crecer el pelo corto y con permanente (qu√© puedo decir, eran los a√Īos 80) y empec√© a odiar la canci√≥n de Billy Joel. Ya no me parec√≠a rom√°ntica. Era asfixiante. Me pregunt√© si todos los hombres pensaban realmente como Billy Joel, creyendo que ten√≠an derecho a pedir a sus amantes que no cambiaran.

A lo largo de los a√Īos, cada vez que me dejaba crecer el pelo, me lo cortaba, me hac√≠a mechas o me pon√≠a rubia, mi marido me dec√≠a: "no te cambies el pelo". Lo hac√≠a de todos modos. Luego se acostumbraba al nuevo estilo y volv√≠a a pedirme que no lo cambiara.

Excepto cuando dejó de notarlo. Entonces dejé de cambiar.

Me asegur√© de que mi pelo estuviera peinado exactamente como a √©l le gustaba. Llev√© a casa varios vestidos de la tienda para que pudiera elegir el que le gustaba. Un s√°bado, mi hija me pregunt√≥ mientras me maquillaba: "¬ŅPor qu√© te pones tan guapa?".

"Me gusta estar guapa para tu padre". Pero la verdad era que fantaseaba con que si me ponía el traje perfecto, con el pelo y el maquillaje hechos como a él le gustaban, y decía o hacía algo tentador, quizás podría despertarlo y excitarlo de nuevo hacia mí.

Un fin de semana me dijo: "Vamos a hacernos la manicura y la pedicura juntos". Me entusiasm√≥ imaginarnos sentados uno al lado del otro cogidos de la mano mientras nos masajeaban los pies, bromeando. Pero √©l se sent√≥ a varias sillas de distancia, con los ojos pegados a su tel√©fono. Nuestros fines de semana de nido vac√≠o parec√≠an dos ni√Īos peque√Īos jugando en paralelo, uno al lado del otro pero sin comprometerse.

Cuando el matrimonio termin√≥, empec√© a darme cuenta de cu√°nto tiempo hab√≠a dedicado a complacerle a √©l y no a complacerme a m√≠ misma. Poco a poco empec√© a descubrir a esa ni√Īa de trece a√Īos que quer√≠a una conversaci√≥n inteligente, y a esa ni√Īa de veintid√≥s a√Īos que llevaba el pelo como quer√≠a. Mis amigos comentaban que ten√≠a un aspecto diferente. Llevaba el pelo de forma natural con ondas sueltas. Me deshice de sus conjuntos favoritos por coloridos vestidos boho. Por primera vez desde la universidad, acept√© invitaciones de √ļltima hora a los clubes de Greenwich Village para ver a los grupos de versiones y no me preocup√© por la ropa que llevaba, sino que sal√≠ con zapatillas de deporte, leggings y una camiseta, con el pelo recogido en un mo√Īo descuidado. Era liberador. Hab√≠a olvidado lo mucho que me gustaba aquella Ginny de anta√Īo.

Ahora, a pesar de que me encoge un poco cuando recibo esos mensajes de papá mencionando esa canción de Billy Joel, sonrío sabiendo que sus mensajes tienen poco que ver con la letra. Papá me quiere tal y como soy, por mucho que haya cambiado.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

11 votos

Noticias relacionadas