barra head

Se aprueba en Estados Unidos un tratamiento contra la calvicie

LA ALOPECIA PODR├ŹA YA NO SER UN PROBLEMA M├üS

La FDA acaba de aprobar un tratamiento para la alopecia, el primero de su clase, que desencadena el crecimiento del cabello

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ha aprobado hoy el primer tratamiento sistémico para la alopecia areata.

La alopecia areata es un trastorno autoinmune en el que el organismo ataca los folículos pilosos, lo que provoca la caída del cabello. El fármaco, Olumiant, actúa interrumpiendo algunos de los mensajes erróneos del organismo.

La aprobación ofrece a los pacientes de alopecia, para los que faltan buenas opciones de tratamiento, otra opción. Mientras que Olumiant está aprobado desde 2018 para enfermedades como la artritis reumatoide, su uso para la alopecia no estaba contemplado hasta ahora.

"El acceso a opciones de tratamiento seguras y eficaces es crucial para el importante número de estadounidenses afectados por la alopecia grave", dijo en un comunicado de prensa el doctor Kendall Marcus, director de la División de Dermatología y Odontología del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA. "La aprobación de hoy ayudará a satisfacer una importante necesidad no cubierta para los pacientes con alopecia areata grave".

Aproximadamente un tercio de los pacientes de los ensayos clínicos recuperaron suficiente pelo para cubrir el 80% de su cuero cabelludo

Para probar el fármaco, fabricado por Eli Lilly and Company, los investigadores reclutaron a 855 participantes que habían perdido al menos la mitad del cabello del cuero cabelludo. En dos ensayos clínicos, algunos de los participantes recibieron dos miligramos de Olumiant, otros cuatro miligramos y otros un placebo diario.

No sabían qué píldora estaban tomando, ni tampoco los investigadores del estudio, por lo que se trataba de un diseño de estudio riguroso.

Al cabo de 36 semanas, los investigadores descubrieron que aproximadamente un tercio de los pacientes que recibieron la dosis más alta habían vuelto a tener suficiente pelo para cubrir al menos el 80% de su cuero cabelludo. Sólo entre el 17% y el 22% de los que recibieron la dosis más baja obtuvieron ese resultado, y sólo entre el 3% y el 5% de los que recibieron el placebo.

Los efectos secundarios más comunes fueron infecciones de las vías respiratorias, dolores de cabeza, acné, colesterol alto, fatiga, náuseas y aumento de peso.

Faltan tratamientos para la alopecia

La alopecia es médicamente benigna, pero sus consecuencias para la salud mental pueden ser graves.

Las investigaciones demuestran que las mujeres que padecen esta enfermedad corren el riesgo de sufrir depresión, ansiedad, una peor calidad de vida, una imagen corporal negativa y "marcadas alteraciones" en su vida social, como faltar a la escuela o al trabajo. Una niña de 12 años se suicidó a principios de este año tras sufrir acoso por su calvicie.

Pero no hay cura, ni soluciones ideales. Los esteroides, ya sea en forma de crema, inyección o píldora, son tratamientos habituales, pero sólo funcionan en algunos casos y tienen efectos secundarios.

Otra opción consiste en utilizar productos químicos para desencadenar una dolorosa reacción alérgica en el cuero cabelludo que, en el 40% de los casos, impide que el sistema inmunitario ataque los folículos pilosos. La terapia debe realizarse de forma sistemática y no está muy extendida, según la National Alopecia Areata Foundation.

Muchas mujeres consideran que llevar una peluca -que puede suponer un gasto y una incomodidad- es la mejor solución.

Olumiant frena la respuesta inmunitaria no deseada

Olumiant (nombre genérico: baricitinib) pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la JAK.

Tradicionalmente se han utilizado en enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide para bloquear la respuesta inmunitaria no deseada. Aunque parecen ser útiles para algunos pacientes de alopecia, los inhibidores de la JAK distintos del Olumiant -incluido el Xeljanz (tofacitinib)- están todavía en estudio y no han sido aprobados por la FDA para la alopecia.

El año pasado, la FDA empezó a exigir etiquetas de advertencia sobre los inhibidores de la JAK debido a su "mayor riesgo de sufrir eventos graves relacionados con el corazón, cáncer, coágulos de sangre y muerte". Los fumadores y las personas con afecciones cardíacas son los más expuestos.

Aun así, muchos pacientes consideran que los beneficios de los tratamientos contra la alopecia son mayores que los riesgos, según declaró anteriormente la dermatóloga y especialista en pérdida de cabello Maryanne Senna a Andrea Michelson, de Insider.

"Cuando a mis pacientes y sujetos de estudio les vuelve a crecer el pelo gracias a estos tratamientos, veo que vuelven a sonreír", dijo. "Me dicen: 'Siento que he recuperado mi vida, vuelvo a sentirme yo mismo'".

Categor├şas:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

14 votos

Noticias relacionadas