barra head

La aspirina y los betabloqueantes se relacionan con un mayor riesgo de infarto cuando hace calor,

LOS EXPERTOS EXPLICAN LAS RAZONES

La aspirina y los betabloqueantes se relacionan con un mayor riesgo de infarto cuando hace calor, según un estudio

Ciertos medicamentos para proteger el corazón pueden ser contraproducentes cuando hace mucho calor, aumentando el riesgo de infarto, según sugiere un estudio publicado el 1 de agosto en Nature Cardiovascular Research.

Investigadores de la Universidad de Yale y del Centro Alemán de Investigación para la Salud Ambiental examinaron los datos de 2.494 casos de infarto en Alemania entre 2001 y 2014, durante los meses de clima cálido de mayo a septiembre. Compararon los casos con el uso de medicamentos que suelen proteger la salud del corazón, incluidos los antiagregantes plaquetarios, como la aspirina, que reducen el riesgo de infarto, y los betabloqueantes, que tratan la hipertensión arterial.

Estudios anteriores de los investigadores sugirieron que el clima muy caluroso aumenta el riesgo de ataques cardíacos - querían ver si el uso de medicamentos también jugaba un papel.

Descubrieron que las personas que tomaban betabloqueantes o antiagregantes plaquetarios, como la aspirina, tenían entre un 63 y un 65% más de probabilidades de sufrir un infarto en los días de calor, en comparación con los días de temperaturas más moderadas. Las personas que tomaban ambos medicamentos tenían un 75% más de riesgo. En cambio, las personas que no tomaban los medicamentos no tenían un mayor riesgo de sufrir un infarto en los días de calor.

Aunque el estudio encontró una relación entre los medicamentos y un mayor riesgo, no demuestra directamente que los medicamentos en sí sean los culpables. Según los investigadores, una de las explicaciones podría ser que las personas que toman esos medicamentos ya tienen un mayor riesgo de sufrir problemas cardíacos.

Sin embargo, los investigadores descubrieron que los jóvenes, que por lo general tenían una mejor salud cardíaca, corrían más riesgo de sufrir un ataque cardíaco relacionado con el calor que las personas de 60 y 70 años si tomaban los medicamentos.

Las personas menores de 60 años también tenían tres veces más probabilidades de sufrir ataques cardíacos relacionados con el calor si tomaban estatinas, medicamentos para reducir el colesterol.

Según Kai Chen, primer autor del estudio y profesor adjunto del Departamento de Epidemiología (Salud Medioambiental) de Yale, los investigadores plantearon la hipótesis de que los medicamentos específicos pueden dificultar la regulación de la temperatura corporal en épocas de calor.

Investigaciones anteriores descubrieron que la aspirina puede elevar la temperatura central de una persona, y los medicamentos para la presión arterial están relacionados con un mayor riesgo de golpe de calor.

"Los pacientes que toman estos dos medicamentos tienen mayor riesgo", dijo Chen en un comunicado de prensa. "Durante las olas de calor, realmente deben tomar precauciones".

Para ayudar a prevenir enfermedades durante una ola de calor, manténgase alejado del sol durante las horas más calurosas del día, manténgase hidratado y utilice ventiladores, ropa fresca, duchas frías y alimentos refrescantes para ayudar a regular su temperatura, según dijeron previamente los expertos a Insider.

CategorĂ­as:

ÂżTe gusta? ÂĄPuntĂșalo!

3 votos

Noticias relacionadas