barra head

10 mitos sobre la vitamina C que deberĂ­as dejar de creer

¿CÓMO AFECTA ESTA VITAMINA A TU SALUD?

Tanto si eres un aficionado al cuidado de la piel como si no, estamos seguros de que todos habéis oído hablar de la vitamina C. Está considerada como el santo grial de las rutinas de cuidado de la piel, gracias a sus numerosos beneficios. La vitamina C es un nutriente que nuestro cuerpo necesita para formar colágeno, cartílago y vasos sanguíneos, según la Clínica Mayo. También es un antioxidante, lo que significa que protege a nuestro cuerpo de los radicales libres dañinos. Dado que nuestro cuerpo no produce de forma natural este nutriente necesario, se suele recomendar encontrar formas de incorporarlo a nuestra dieta, ya que se ha demostrado que reduce el riesgo de cáncer y refuerza el sistema inmunitario, entre otros beneficios.

Como tratamiento tópico, la vitamina C, normalmente en forma de ácido ascórbico, ha despertado el interés de quienes buscan mejorar su piel. Con la cantidad de beneficios basados en la investigación que proporciona -como la estimulación de la producción de colágeno, la protección contra los dañinos rayos UV, la aclaración de la hiperpigmentación y la prevención de la inflamación-, ¿quién no querría añadir este ingrediente superpotente a su siempre creciente rutina de cuidado de la piel?

Sin embargo, debido a su popularidad, es de suponer que existen varios conceptos erróneos sobre lo que realmente hace este ingrediente. Si usted es una de esas personas, su escepticismo está justificado. Aunque hay varios beneficios que la vitamina C puede proporcionar, hay tantos o más mitos en torno al popular antioxidante. Para asegurarse de no caer en la madriguera de la vitamina C, a continuación le presentamos algunos mitos sobre la vitamina C que debería dejar de creer.

Mito: La vitamina C debe usarse en un porcentaje más alto 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

Al principio puede resultar tentador recurrir a un tratamiento de peróxido de benzoilo al 10% o a un sérum de ácido salicílico al 2%, pero es posible que empiece a notar que estos activos de mayor porcentaje causan más daño que beneficio. Puede que ya haya aprendido por experiencia que menos es definitivamente más en el mundo del cuidado de la piel. Esto es cierto incluso cuando se utilizan productos más suaves.

Aunque los ingredientes activos formulados en un porcentaje más alto pueden proporcionar resultados más rápidos, también pueden aumentar el riesgo de irritación, lo que creará varios problemas para la piel que estaba intentando tratar en primer lugar. Dado que la vitamina C es alabada por sus cualidades de héroe en las formulaciones, muchos creen que simplemente con concentraciones más altas de este ingrediente se obtendrá una piel más sana.

Este es un mito perjudicial para creer porque usar más vitamina C causará efectos adversos. Según un estudio de 2017 publicado en The Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology, entre el 8% y el 20% es suficiente para ver resultados adecuados por vía tópica. Todo lo que sea menos del 8% no será suficiente para hacer una diferencia significativa, mientras que todo lo que sea más del 20% puede conducir a la irritación de la piel. Dicho esto, el porcentaje adecuado de vitamina C para una persona no será el mismo para otra. Una buena regla general es empezar con un porcentaje bajo (en este caso, el 8%) e ir aumentando a medida que la piel se adapta al ingrediente activo.

Mito: La vitamina C no funciona bien con otros ingredientes activos 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

Una variedad de ingredientes para el cuidado de la piel que trabajen juntos es, en esencia, la base de una buena rutina. Necesitamos que nuestros ingredientes se lleven bien entre sí para maximizar los beneficios. Mientras que algunos ingredientes son muy exigentes en cuanto a con quién se combinan (mirándote a ti, retinoides), hay varios ingredientes que podrían, y deberían, combinarse para aumentar la eficacia general. Esto se aplica a la vitamina C.

Dado que la vitamina C tiene fama de ser inestable en varias formulaciones, muchos creen que este sensible ingrediente no puede combinarse con otros activos. Pero eso es falso. Según un estudio publicado en el Journal of the American Academy of Dermatology, la vitamina C combinada con la vitamina E y el ácido ferúlico puede ayudar no sólo a estabilizar el ingrediente, sino también a potenciar su eficacia. Como es un antioxidante, parece que también se lleva bien con los filtros de protección solar, añadiendo algo de cobertura extra para la protección contra los rayos UVA y UVB, según demostró un estudio en Acta Dermato-Venereologica.

Aunque debes evitar combinar ingredientes como el peróxido de benzoilo o el retinol con la vitamina C, puedes repartirlos a lo largo del día, utilizando uno en tu rutina de cuidado de la piel de la mañana y otro en la de la noche (vía InStyle).

Mito: Los suplementos de vitamina C y los sueros funcionan exactamente igual 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

Los productos hechos para nuestra piel pueden ciertamente ayudarnos a ver mejoras drásticas. Sin embargo, no son un remedio para todo. Teniendo en cuenta que factores externos como el sueño y el estrés afectan a nuestra piel, puede ser aconsejable analizar las opciones de estilo de vida, como la dieta, para ver cómo contribuyen al bienestar de la piel.

Dado que la vitamina C tópica puede proporcionar grandes resultados, algunos creen que los suplementos de vitamina C oral funcionan de la misma manera. Sin embargo, este no es el caso. "Aunque la vitamina C es un nutriente importante para la salud en general, llega poco a la piel cuando se ingiere por vía oral", explicó a HintMD el Dr. Sheldon Pinnell, investigador clínico y científico fundador de SkinCeuticals. El método más eficaz para reponer la vitamina C en la piel es, por tanto, ir directamente a la fuente y aplicarla directamente. De hecho, la aplicación de vitamina C en la piel es 20 veces más eficaz que la ingestión oral".

Si se aumenta la ingesta de vitamina C por vía oral para obtener los mismos beneficios, se corre el riesgo de experimentar efectos secundarios incómodos, como indigestión, náuseas, ardor de estómago, etc. (vía Mayo Clinic).

Mito: La vitamina C puede sustituir a la protección solar 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

Cuando la vitamina C se aplica de forma tópica, puede aportar algunos beneficios contra el fotodaño. Un estudio publicado en The British Journal of Dermatology encontró una correlación positiva entre la vitamina C (ácido L-ascórbico) y la protección solar. Debido a su capacidad de protección contra los rayos UVA y UVB, muchos creen que la vitamina C también puede funcionar como protector solar. Sin embargo, se trata de un mito perjudicial.

Aunque la vitamina C puede ofrecer cierta protección solar, no puede sustituir a la necesidad de protección solar. Según un estudio antiguo publicado en Acta Dermato-Venerologica, la vitamina C -junto con la vitamina E- son componentes muy capaces de ofrecer protección solar adicional. Dado que es un antioxidante, en realidad se obtendrían más beneficios si se combinara con un protector solar en lugar de utilizarlo sin él. "Suelo recomendar la aplicación del suero de vitamina C por la mañana, debajo de la crema hidratante y el protector solar, ya que puede trabajar para combatir la exposición a los radicales libres y la luz ultravioleta durante todo el día", dijo a Real Simple el Dr. Steven Mandrea, dermatólogo certificado.

Muchas de las ventajas que proporciona la vitamina C pueden revertirse rápidamente si se cree que este ingrediente es todo lo que se necesita para los rayos dañinos a los que estamos expuestos diariamente.

Mito: Todas las formas de vitamina C son inestables 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

Es posible que haya oído que la vitamina C es inestable, lo que dificulta su almacenamiento o su uso en combinación con otros productos (vía Byrdie). Sin embargo, la vitamina C viene en muchas formas y tamaños diferentes. La forma más popular y notable de este ingrediente superpotente es el ácido ascórbico. "Es la forma de vitamina C más investigada, y efectiva, pero también es la más inestable", dijo a Apostrophe la doctora Aimee Paik, dermatóloga certificada. "La formulación con este tipo de vitamina C es notoriamente difícil ya que el ingrediente es difícil de estabilizar". Si alguna vez has oído a alguien referirse a la vitamina C como inestable, lo más probable es que quiera decir ácido ascórbico.

Las formas alternativas de vitamina C son más suaves y estables, como el ascorbil glucósido y el fosfato de ascorbilo de magnesio. A pesar de la limitada investigación, los estudios sugieren que estos ingredientes no sólo aportan los mismos beneficios a la piel, sino que son estables en muchas formulaciones. Otros beneficios incluyen una penetración más suave en la piel, lo que puede ser ventajoso para quienes consideran que el ácido ascórbico es demasiado sensibilizante. Otras formas de vitamina C son el ascorbato de tetrahexilde, el ascorbilo 6-palmitato, el ácido ascórbico 3-0-etilado y el ácido ascórbico sódico (vía Apostrophe).

Mito: La vitamina C deja de funcionar con el tiempo 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

El cuidado de la piel es un largo y sinuoso camino lleno de interminables escollos que debemos superar. Como le dirá cualquier dermatólogo, el cuidado de la piel no es estático. Lo que tu piel respondía bien cuando eras adolescente puede no funcionar de la misma manera cuando seas mayor. Además, los productos en sí mismos sólo constituyen una parte de las posibles soluciones a los problemas de la piel que puedas tener. Algunos creen que la piel puede desarrollar una resistencia a los ingredientes activos del cuidado de la piel -como la vitamina C- y dejar de funcionar de repente.

Si bien es cierto que la piel puede desarrollar una tolerancia a ciertos medicamentos, es bastante raro y se produce principalmente por los esteroides tópicos, dijo la dermatóloga Marnie Nussbaum a Marie Claire. Si ves que tu suero de vitamina C deja de funcionar, es muy poco probable que tu piel se haya desensibilizado o sea inmune a él. Sus necesidades de cuidado de la piel han cambiado, o el propio producto puede haberse degradado y ser menos eficaz. Según un estudio publicado en BMC Biology, otros factores como la dieta, el entorno y el sueño contribuyen a la salud de nuestra piel. Los ingredientes de nuestros productos para el cuidado de la piel siempre tendrán las mismas propiedades, como ser antibacterianos o evitar la pérdida de agua transepidérmica.

Tampoco abandones la vitamina C demasiado pronto. Un estudio de 2017 publicado en Nutrients demostró que tres meses de uso constante mejoraron en gran medida el aspecto de las líneas finas y las arrugas. Además, puede incluso ayudar a prevenir el daño solar a largo plazo en la piel (vía The Journal of Investigative Dermatology).

Mito: La vitamina C ayuda a broncear la piel 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

La vitamina C pasa por un proceso llamado oxidación. Una vez que se oxida, el color del producto que la contiene puede cambiar de su típico color amarillento a un tono marrón anaranjado. Según la dermatóloga Zoe Diana Draelos, este proceso se puede medir y observar a través de los melocotones (vía Dermatology Times). Como los melocotones son ricos en vitamina C, dejar esta fruta fuera durante varias horas a temperatura ambiente hará que cambie de color. Una vez que esto ocurre, la potencia de la vitamina C comienza a disminuir, lo que también puede ocurrir en los productos para el cuidado de la piel formulados con vitamina C.

Su proceso de oxidación es una de las razones por las que muchos creen que la vitamina C broncea la piel. La aplicación de este ingrediente puede parecer que no deja un tinte en nuestra piel al principio, pero a lo largo del día, puede notar cierta decoloración. Sin embargo, puede estar tranquilo, ya que no manchará su piel de forma permanente.

También es comprensible que algunas personas se preocupen por el tono marrón que observan tras la aplicación de la vitamina C, pensando que pueden haber bronceado accidentalmente su piel al pasar tiempo al aire libre. Sin embargo, las investigaciones sugieren que este antioxidante tiene propiedades protectoras del sol, además de ser un inhibidor de la tirosinasa, cualidad que permite a este ingrediente prevenir y tratar la hiperpigmentación. Aunque el mito de que la vitamina C tiñe nuestra piel no es necesariamente "falso", no broncea la piel ni causa ningún daño, a menos que sea un ingrediente irritante para usted.

Mito: Hay que gastar mucho dinero en vitamina C 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

Dado que las empresas ponen un precio tan alto a sus sueros de vitamina C (160 dólares), algunos pueden creer que para obtener un buen producto de vitamina C hay que gastar una enorme cantidad de dinero. Dado que la mayoría de los productos que contienen este ingrediente tan codiciado se consideran cosméticos no farmacológicos, puede afectar a la forma en que las empresas fijan el precio de sus artículos. Aunque marcas como SkinCeuticals formulan su suero específicamente para estabilizar este antioxidante inestable, a algunos consumidores les puede desanimar la idea de gastar 160 dólares por una onza líquida de producto, especialmente cuando se pueden encontrar otros sueros de vitamina C fiables por una cuarta parte de ese precio, como Geek & Gorgeous C-Glow (12 dólares).

Lamentablemente, pensar que es necesario gastar mucho dinero en productos con vitamina C (o en la mayoría de los productos para el cuidado de la piel, en realidad) es un mito común. Con el aumento de las celebridades que comparten sus rutinas nocturnas llenas de lujosas cremas hidratantes, tónicos y limpiadores, la gente cree que debe seguir su ejemplo. Sin embargo, como dijo la dermatóloga Dra. Fayne Frey a Fox, el precio de un ingrediente no tiene nada que ver con su calidad.

Incluso los productos más caros pueden irritar la piel debido a una mala formulación. Con un ingrediente como la vitamina C, no es necesario gastar mucho dinero. Dado que su fórmula determina su eficacia, te sorprenderá la cantidad de sueros de vitamina C útiles que existen por un precio tan bajo.

Mito: La vitamina C sólo debe utilizarse por la noche 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

Dada su inestabilidad en ciertas fórmulas y su inminente degradación por oxidación, muchos creen que la vitamina C y el sol no tienen una buena relación. Por ello, se considera un ingrediente que sólo debe utilizarse por la noche. La capacidad de este ingrediente para aumentar la renovación celular -el proceso por el que pasa nuestro cuerpo para sustituir las células muertas de la piel por otras más sanas- puede haber contribuido al estigma que lo rodea, ya que muchos piensan que la renovación es fotosensible. ¿Y quién podría culparles? Al fin y al cabo, muchos ingredientes activos conocidos por aumentar la renovación celular también son conocidos por hacernos fotosensibles (retinol, ácido glicólico, etc.). Sin embargo, este no es el caso de la vitamina C (vía Hello Giggles).

Como se ha destacado, la vitamina C puede realmente ayudar a proteger la piel de los dañinos rayos UVA y UVB. "La vitamina C... no hará que tu piel sea más vulnerable a las quemaduras solares", dijo a Hello Giggles la dermatopatóloga certificada Gretchen Frieling. La única razón por la que tendrías que limitarte a usar este ingrediente por la noche es si tu rutina matutina incluye un ingrediente que no se lleva bien con la vitamina C.

Mito: La vitamina C funciona para todo el mundo 10 mitos sobre la vitamina C que deberías dejar de creer - La lista

Dada su popularidad, es fácil asumir que la vitamina C es una parte no negociable de su rutina de cuidado de la piel. Se trata de un ingrediente muy solicitado por su capacidad para hacer frente a muchos problemas de la piel, como la hiperpigmentación, el envejecimiento prematuro, la variación de la textura de la piel, los daños causados por el sol, etc. A su vez, esto puede influir en que salgamos a buscar el mejor producto de vitamina C que podamos encontrar para aprovechar estos diversos beneficios. Sin embargo, algunos pueden encontrar que la vitamina C irrita su piel.

De hecho, el cirujano dermatológico Joel Schlessinger dijo a Everyday Health que las personas con pieles muy sensibles deberían hablar con un dermatólogo antes de utilizar cualquier producto de cuidado de la piel con vitamina C, debido al potencial de irritación. La vitamina C, al igual que muchos ingredientes para el cuidado de la piel, tiene que funcionar con el tipo de piel específico del usuario para que sea eficaz.

Si la vitamina C no es para ti, hay otros ingredientes para el cuidado de la piel que sí lo son. La raíz de regaliz, por ejemplo, presenta propiedades antioxidantes similares y previene la hiperpigmentación, la inflamación y el envejecimiento de la piel, según un estudio publicado en Antioxidants. Según un estudio publicado en la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica, la niacinamida, una vitamina B, también tiene beneficios similares.

CategorĂ­as:

ÂżTe gusta? ÂĄPuntĂșalo!

15 votos

Noticias relacionadas