barra head

La vuelta de Zac Posen a New York

LA GRAN MANZANA RECIBE AL HIJO PRÓDIGO

La vuelta de Zac Posen a New York


Lo anunciábamos, Zac Posen volvía al redil, dejaba de lado París y regresaba a New York para presentar su colección de primavera/ verano 2012. El diseñador había marchado dos temporadas atrás con grandes pretensiones hacia un público que él creía entendería mejor sus prendas.

La cosa es que nada más lejos de la realidad. Zac Posen es carne de New York y en París no ha encontrado el apoyo y la comprensión que anhelaba, con dos colecciones flojas y difusas que le han abierto los ojos y ha vuelto a New York como el hijo pródigo. Y como no podía ser de otra forma, La Gran Manzana le ha perdonado y le ha abierto de par en par las puertas del Lincoln Center.



Zac Posen ha vuelto más teatral y creativo que nunca, recordando a muchos a sus inicios y tiempos de gloria. Ha presentado una colección no apta para mujeres sin corsé. Un canto a la feminidad de los cincuenta, los largos gowns de noche, los escotes cinematográficos y un regustillo a Dior.

La colección se centra en el corte y el talle, cuanto más preciso mejor. Los corsés y bustiers juegan un papel importante en las prendas para acentuar los bustos y cinturas de las que la nacen faldas con vuelo. Son siluetas muy New Look de los 50, algo más sutiles pero con chaquetas igualmente ajustadas, faldas lápiz otras con vuelo. Lo más destacado son los vestidos de fiesta y coctel, los hay por las rodillas y larguísimo dignos de la alfombra roja.

Prácticamente no hay lugar para los estampados y los colores en general son bastante oscuros, a excepción del nude y el verde manzana. Hay espacio para las transparencias y gasas en vestidos más delicados y menos encorsetados que son mis preferidos sin duda de esta colección.

¿Te gusta lo último de Zac Posen?

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Noticias relacionadas
load