¬°Alerta de flequillos!



Oh-ohhhhh es empezar a ver flequillos cortados y sentir unas ganas tremendas de acercarme a las tijeras que tengo en el ba√Īo, mirarme en el espejo, coger unos mechones de la parte delantera y tris tras ¬°nuevo look! me miro, tengo flequillo. Dos semanas despu√©s estoy hartita de √©l. Nueve mese m√°s tarde a√ļn no me puedo hacer una coleta sin tener que recogerme esos pelitos con horquillas.

Es el drama de mi vida y de muchas chicas m√°s (me imagino). Un drama que viene enfatizado por la lentitud a la que me crece el pelo. A paso de tortuga vieja.

Pero si a√ļn as√≠ te mueres por tener un flequillo a lo Olivia Wilde, recto y grueso, no te lo pienses m√°s porque este oto√Īo-invierno viviremos el renacer de los flequillos. Atr√°s quedaron las melenas lacias, rectas, con raya en medio y largu√≠simas.

El flequillo es el perfecto marco para nuestra mirada, la enfatiza y, el recto, la endurece. Por eso lo aconsejo si eres jovencita, en cambio, para las maduras recomendaría un flequillo ladeado, que rejuvenece y endulza los rasgos.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

19 votos

Noticias relacionadas
load