Juanjo Oliva Primavera/Verano 2012

PRENDAS SIN FECHA DE CADUCIDAD

Juanjo Oliva Primavera/Verano 2012



Juanjo Oliva vuelve a vestir a la mujer que siempre le hubiese gustado vestir: una estrella de Hollywood de la talla de Marlene Dietrich, con esa elegancia contenida, fría mirada y porte distinguido.

Juanjo crea una colección sin fecha de caducidad, imperecedera en el tiempo y a la que volver siempre que se tenga duda de qué llevar a un evento. Prendas bien hechas, con el mimo y la dedicación que sólo Juanjo (y unos pocos) saben dedicarles a la ropa y el único saber de que lo que has hecho es un clásico.

Muchos podrían tachar al diseñador de poco arriesgado, pero él imperturbable, está más ocupado intentando hacer de la mujer un bello paisaje al que admirar. Juanjo no sabe lo que es hacer prendas en las que las formas de la mujer se oculten y queden a merced de trajes que sólo buscan el aplauso de los cuatro entendidos. Él se preocupa de lo importante: de embellecer a su clientela.

No todos los diseñadores hacen esto. Muchos están demasiado ocupados tratando de alcanzar la sorpresa del público de la pasarela y haciendo de sus prendas complejos armatostes que nunca nadie llevará (salvo que sea Bjork).

Juanjo ha vuelto a dar una lección de saber hacer bien las cosas y casi sin despeinarse.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

5 votos

Noticias relacionadas
load