barra head

Jean Paul Gaultier: corsés y tatuajes

L’ENFANT TERRIBLE PRESENTA UNA COLECCIÓN MUY 50’S

Jean Paul Gaultier: corsés y tatuajes


Lo que París necesitaba era a Jean Paul Gaultier, el diseñador como siempre montó un show único y consiguió captar la atención sobre una colección llena de tópicos pero resultona. Lo que os digo, el momento retro viene fuerte y París no hace más que confirmar esa tendencia que veníamos viendo en el resto de pasarelas.

Jean Paul Gaultier presentó una colección de grandes éxitos, como siempre. Cuando ves un desfile de Gaultier ya sabes que te encontrarás, lo que nunca sabes es si estará bien encajado y adornado o si será uno de esos desfiles que te dejan frío. En esta ocasión estamos de suerte, a pesar de ver la esencia de Gaultier una vez más repetida, el desfile tuvo su gracia especialmente por las referencias a los 50 y ese momento canalla que sólo Gaultier sabe hacer con clase.



Por lo que leo en Style.com, porque no, no asisto a los desfiles de París…, la banda sonora mientras esperabas que diera comienzo el show, era de botellas de champagne abriéndose y el marco de un set de fotografía. Así que podías ver el desfile con otra disposición, las burbujas del champagne recorriendo tu cuerpo y la expectación al ver que el desfile imitaba a esas presentaciones de los años dorados de la costura.

Las modelos iban cambiándose prácticamente a la vista de la audiencia y recorrían la pasarela con su número en la mano para identificar el look que llevaban. Para ponerte aún más en situación, ni música ni más sonido que la descripción en francés e inglés de lo que las modelos lucían.

La colección, pues más de lo mismo, gabardinas, trajes de rayas, camisas blancas con abertura asimétrica y cómo no, drapeados y lencería haciendo especial hincapié en los corsés. Los tatuajes son algo que nos remite a la esencia de Jean Paul Gaultier, al marinero. Precisamente los tatuajes y los piercings son el toque que traslada los 50 al estilo pin-up actual, no sólo en la piel de las modelos, sino sobre seda y sobre los zapatos.

Como cierre, las modelos desfilaron todas en ropa interior, mostrando los picardías y sobretodo los corsés que habían llevado previamente bajo la ropa todas ellas. Un cierre diferente que olía mucho a Gaultier y no tanto a 50’s pero también se agradece que haya una parte del desfile no tan literal.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

1 votos

Noticias relacionadas
load