Cómo dibujar tu ojo según sea su forma



Saber dibujar nuestros ojos de la manera correcta puede hacernos lucir mucho más bellas, potenciando nuestros mejores rasgos y camuflando aquello que nos gusta menos.

Por ejemplo si tu ojo es triste, es decir, tiene una caída muy pronunciada, debes tratar de levantarlo lo más posible. Así conseguirás lucir una mirada más alegre. Dibuja una línea ascendente únicamente a partir de la mitad del ojo.

Los ojos almendrados se dibujan de la siguiente manera: El trazado debe de ir en aumento en grosor a medida que se vaya avanzando en su dibujo.

Los ojos rasgados se dibujan siguiendo la línea de las pestañas tanto arriba como abajo, lo cual los hará visiblemente más grandes.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

12 votos

Ranking
Noticias relacionadas
Noticias en portada