Flequillo recto + ojos marcados en negro = Combinación ganadora



Esta es Taylor Swift en su primera portada para Vogue. La chica se lo ha ganado a pulso con su trabajo bien hecho y encabezando siempre las listas de las mejor vestidas.

Hace unos meses nos percatamos del cambio de look que había sufrido la cantante y lo comentamos, destacando la imagen más moderna que ésta ofrecía y que abandonaba ese halo clásico que muchos le han criticado. Ahora ya sabemos que este cambio se produjo por un motivo concreto: ser la chica de portada de la revista Vogue.

No sólo el trabajo de peluquería es notable, el del maquillaje es perfecto para esta nueva etapa, más madura y con algo más rebeldía. Los ojos están muy marcados en negro, recordándonos la manera en la que se los pintaba Brigitte Bardot.

¿Os gusta Taylor con este look?

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Noticias relacionadas