barra head

El secreto para un sexo increíble en la ducha es el lubricante y estas 13 posturas imprescindibles

couple laughing in shower

Si alguna vez has tenido sexo en la ducha que te ha hecho sentir como un chihuahua mojado -tembloroso, incómodo, horrible- no estás solo. Ensuciarse en el lugar que te limpia es mucho más complicado de lo que sugiere cualquier película porno o comedia romántica (ojos de reojo, Cómo perder a un chico en 10 días, Amigos con beneficios).

En primer lugar, es una zona de resbalones (baldosa + agua + cuerpos que rebotan = m√°s vale que tengas un seguro m√©dico). En segundo lugar, el agua no es (repito, NO) un lubricante; de hecho, puede hacer que te sientas m√°s seco que mojado. Y por √ļltimo, pero no menos importante, no hay nada de sexy en tomar accidentalmente un trago de agua caliente en la nariz o en la boca cuando est√°s tratando de conseguir tu O.

Pero antes de tachar el sexo en la ducha de tu lista de deseos sexuales para siempre, puede que quieras darle otra oportunidad. "El sexo en la ducha puede ser muy excitante porque tiene un sentido de urgencia: no vas a estar ahí durante una hora", dice Janet Brito, PhD, psicóloga clínica y terapeuta sexual certificada con sede en Honolulu, Hawaii. "Además, el agua caliente es relajante y sensual, y ver al otro desnudo y mojado puede ser una gran excitación".

El sexo en la ducha tambi√©n puede ser el √ļnico momento en el que los padres tienen suficiente privacidad para disfrutar de una sesi√≥n de sexo r√°pido, explica Brito. Si tienes ni√Īos corriendo constantemente o si vives con compa√Īeros de piso o con tus padres, meterte en la ducha puede ser el √ļnico momento en el que puedes pasar un rato a solas con tu pareja sin interrupciones. O, si lo que quieres es intensificar un momento ya de por s√≠ sexy, las vacaciones son perfectas para el sexo en la ducha.

"Si vas a un resort, suelen tener duchas más grandes disponibles", dice Donna Oriowo, PhD, terapeuta sexual certificada y propietaria de Annodright. "Hace que [el sexo en la ducha] sea mucho más fácil". Ya estás allí para relajarte y divertirte, ¡más vale que lleves esa actitud a la ducha!

Conozca a los expertos

:Janet Brito, PhD es una psicóloga clínica y terapeuta sexual certificada con sede en Honolulu, Hawaii.

Donna Oriowo, PhD es una terapeuta sexual certificada y propietaria de Annodright.


Consejos y trucos para el sexo en la ducha

¬ŅPreparado para el sexo en la ducha? Estos consejos har√°n que el sexo en la ducha sea m√°s caliente y seguro:

    Publicidad - Sigue leyendo debajo 1. Se aplican las reglas de las Girl Scouts: Prep√°rate: "El

    impulso del momento sin una planificaci√≥n adecuada no es un buen augurio para el sexo en la ducha", dice Oriowo. Aunque no parezca lo m√°s sexy tener un plan, aseg√ļrate de tomar todas las precauciones que puedas antes de ba√Īarte. Eso incluye todo, desde asegurarse de que los juguetes est√°n cargados hasta comprobar que hay lubricante a mano, as√≠ como confirmar que ambos est√°n c√≥modos con la temperatura del agua (un saludo a los raros que adoran las duchas fr√≠as). Incluso puedes tener en mente algunas posiciones iniciales para que tus primeras palabras a tu pareja no sean: "Uhh...".

    2. A√Īade una alfombra de ba√Īo antideslizante.

    Esta es una obviedad, pero probablemente no tengas una, ¬Ņverdad? Una alfombra de ba√Īo de goma con ventosas os dar√° a ti y a tu pareja una verdadera tracci√≥n en los pies. Es la √ļnica forma de abordar el sexo en la ducha con seguridad, ya que s√≥lo preocuparse por resbalar es suficiente para evitar el cl√≠max. Puedes conseguir esta alfombrilla de Gorilla Grip, o si no te apetece hacer esa inversi√≥n todav√≠a, comprueba si t√ļ o tu pareja ten√©is unas zapatillas de piscina por ah√≠: ¬°es el mismo principio b√°sico!

    3. Poner todo en su sitio.

    A veces, el riesgo de resbalones no tiene que ver tanto con los suelos resbaladizos como con los botes de champ√ļ que ruedan en los momentos de pasi√≥n. Haz todo lo posible por retocar tu ducha antes de poner en marcha la escena, lo que podr√≠a incluir poner todos los art√≠culos relacionados con el sexo en una cesta, que puede guardarse discretamente cuando no se utilice.

    4. Empieza cuando ya estés excitado.

    Los juegos preliminares no son lo m√°s f√°cil de poner en marcha en la ducha: no hay mucho espacio para ser creativo. Si puedes, antes de llegar a los verdaderos preliminares, Brito y Oriowo recomiendan jugar primero en el dormitorio o en el ba√Īo (besarse, tocarse) hasta que ambos est√©n listos para empezar. Adem√°s, ahorrar√°s agua. (¬°Una buena noticia para los ecologistas!)

    5. Ten un soporte para los pies.

    Si no tienes un cuarto de ba√Īo de lujo con un banco incorporado (si lo tienes, estoy celoso), invertir en un asiento o soporte para los pies resistente al agua ampliar√° seriamente la gama de posiciones sexuales en la ducha que puedes adoptar. Uno de madera con listones anchos funciona bien (s√≥lo tienes que mantenerlo alejado del chorro de agua directo en la medida de lo posible).

    6. Evita los aceites, pero usa lubricante.

    El ba√Īo con aceite puede ser caliente, pero tambi√©n puede hacer que las cosas sean muy, muy resbaladizas. Sin embargo, es conveniente que utilices un lubricante natural o a base de silicona, ya que, a pesar de ser un l√≠quido, el agua puede crear m√°s fricci√≥n entre los genitales de tu pareja y t√ļ. As√≠ que coge el lubricante y apl√≠calo con cuidado en las dos regiones inferiores antes de entrar en la ducha (para que no gotee en el suelo y quede resbaladizo), dice Brito.

    7. Cuidado con la posición de las piernas.

    Cuando tu cuerpo se sobrecalienta (lo que definitivamente puede ocurrir en una ducha de vapor), tus m√ļsculos se relajan y puedes desmayarte. No ocurre a menudo, pero para ser m√°s precavido, aseg√ļrate de que tus rodillas y las de tu pareja no est√©n nunca bloqueadas para conseguir la m√°xima estabilidad.

    8. Dirija la ducha.

    Inclina el agua para que golpee contra tu espalda, pecho y piernas y no contra la cara o la cabeza de tu pareja. Y oriéntala de modo que no golpee directamente tus genitales; como ya hemos dicho, el agua de la ducha puede causar más fricción que un divertido deslizamiento.

    9. Incorpora juguetes a la ecuación.

    Tanto Brito como Oriowo sugieren incorporar alg√ļn tipo de vibrador resistente al agua o plug anal a tu rutina de sexo en la ducha si te sientes un poco m√°s aventurero. Tener un vibrador a mano tambi√©n eliminar√° la presi√≥n de encontrar la posici√≥n absolutamente perfecta para la penetraci√≥n y, en su lugar, os dar√° a ti y a tu pareja la oportunidad de estimularos mutuamente de una manera diferente. Oriowo incluso recomienda encontrar uno con una ventosa que se adhiera a la pared, para facilitar el acceso.

    10. Saber que el sexo en la ducha no tiene por qué ser en persona.

    Si no estás físicamente con tu pareja en este momento, Brito dice que hay una manera de solucionar este problema: "Con el equipo adecuado, ciertamente puedes colocar tu trípode y la cámara, apuntar y grabar, mientras tu galán te ve enjabonarte en todos los lugares correctos", explica. "También podrías usar tu vibrador o la cabeza de la ducha para hacer un espectáculo".

    11. Una persona puede saltar primero.

    Si quieres mezclar la rutina por completo, Oriowo recomienda que uno de los miembros de la pareja se meta primero y haga una actuaci√≥n. "Puede a√Īadir intimidad y le permite ver c√≥mo te das placer", dice. "Luego, puedes invitarle a entrar en la ducha para que se una a ti y pases a la segunda ronda".

    12. Utiliza el jabón para explorar de forma sexy.

    Importante: El sexo no necesita incluir la penetraci√≥n para ser √≠ntimo. Coge un poco de jab√≥n s√ļper espumoso y util√≠zalo para explorar el cuerpo del otro mediante suaves toques y masajes. Este tipo de intimidad relajada podr√≠a incluso sentirse *mejor* que la (a veces) complicada penetraci√≥n AF en la que est√°s acostumbrado a pensar cuando se trata de sexo en la ducha.

    13. Recuerda: la higiene sigue siendo importante.

    Brito explica que, cuando se practica el sexo en la ducha, hay que tener en cuenta la higiene personal y la seguridad de la misma manera que en cualquier otra actividad sexual. Esto incluye el uso de preservativos o barreras.

    ¬ŅCu√°les son las mejores posturas para el sexo en la ducha?

    Ahora que est√°s al tanto de los √ļltimos consejos y trucos, ponte manos a la obra con estas 13 posturas sexuales en la ducha:

    1 Lev√°ntate y hazlo

    Esta posici√≥n te proporciona mucha estimulaci√≥n del cl√≠toris y del punto G, para que puedas entrar y salir de la ducha (es decir, llegar al orgasmo) r√°pidamente. Puedes colocar las manos en la pared de la ducha para apoyarte, o si tu pareja tiene buena tracci√≥n (¬°esa alfombra de ba√Īo con agarre, gente!), deja que te agarre las mu√Īecas para aumentar la apuesta.

    C√≥mo hacerlo: Con los pies de tu pareja y los tuyos firmemente plantados en la colchoneta, dale la espalda a tu compa√Īero y ap√≥yate en la pared, presionando las palmas de las manos contra ella e inclinando el trasero hacia arriba y hacia fuera. Tu pareja debe penetrarte por detr√°s, empujando con sus manos ancladas en tus caderas, pechos, cl√≠toris, lo que sea. Opci√≥n de retirar las manos una vez que encuentres el equilibrio (es como el yoga).

    2 El Presidente

    ¬ŅTienes la suerte o la fantas√≠a de tener uno de esos asientos-estantes en tu ducha? Si no es as√≠, ¬Ņhas seguido mi consejo y has comprado una? Es necesario: Esta posici√≥n de entrada trasera sentada es la elecci√≥n perfecta para la ducha si te gusta estar encima.

    C√≥mo hacerlo: Haz que tu pareja se siente en el banco con los pies en el suelo. De espaldas a √©l, si√©ntate en su regazo, a horcajadas (t√ļ eliges el ancho de tus piernas en funci√≥n de tu estabilidad). Mientras subes y bajas, tus manos estar√°n libres para jugar con tu cl√≠toris o cualquier otra zona er√≥gena. Incluso puedes pedirle a tu pareja que te sujete las mu√Īecas para que puedas inclinarte hacia adelante y hacerlo en √°ngulo. ¬°Divertido!

    3 Cara a cara

    Aquí tienes otra posición que te ayudará a aprovechar el asiento de la ducha.

    Cómo hacerlo: Con tu pareja sentada, ponte a horcajadas, mirando hacia delante con las rodillas y/o las espinillas en el banco para hacer palanca. Aprieta contra tu pareja, apoyándote en la pared para mantener el equilibrio si es necesario. La presión de su pubis contra tu clítoris debería ser muy estimulante, pero si te duelen las rodillas o las piernas, prueba a doblarlas a la espalda de tu pareja.

    4 Ciudadano erguido

    Esta posición también podría ser más fácil con un asiento de repisa para la ducha, pero eso no es completamente necesario. Dicho esto, es posible que no quieras empezar con esta posición; piensa en ella más bien como tu final.

    Cómo hacerlo: Con la espalda apoyada en la pared, haz que tu pareja te penetre por delante: Puedes rodear su cintura con tus dos piernas, o si eso es demasiado resbaladizo en la ducha, prueba a dejar caer un pie al suelo y dejar uno levantado.

    5 Sacacorchos

    En caso de duda, tumbarse y apoyarse en una superficie es una estrategia segura para el sexo en la ducha. Tienes que tener una situaci√≥n de ducha/ba√Īera con bordes m√°s gruesos para que esta posici√≥n funcione, pero tambi√©n podr√≠as traer un banco temporal.

    C√≥mo hacerlo: Apoya la cadera y el antebrazo en un lado de la ba√Īera, la repisa de la ducha o el banco, y presiona los muslos para juntarlos. Haz que tu pareja se coloque detr√°s de ti y entre, manteniendo las piernas cerradas para una mayor sujeci√≥n mientras empuja.

    6 Bailarina de ballet

    Para otra divertida posición de frente (que requiere un poco menos de equilibrio por parte de tu pareja), esta es una gran opción.

    C√≥mo hacerlo: Con tu pareja de pie y colocada para penetrarte por delante, sube una pierna para apoyarla en el borde de la ba√Īera o en la pared de la ducha para tener m√°s apoyo y hacer palanca en la penetraci√≥n.

    El cambio de √°ngulo a√Īade un giro estimulante a una ducha est√°ndar, y la sensaci√≥n a√Īadida de agua caliente en la espalda definitivamente no hace da√Īo.

    7 Sala de champ√°n

    Este movimiento puede parecer un poco aburrido, pero conf√≠a en que no lo es. Consigues un poco de acci√≥n de empuje profundo (sigue adelante y toca tu cl√≠toris, o haz que te pongan una mano alrededor para involucrarse), tu pareja consigue descansar (un poco), y ambos consiguen un descanso de todos los besos h√ļmedos extra√Īos. Porque seamos sinceros... el agua caliente nunca sabe bien (no, ni siquiera durante el sexo).

    C√≥mo hacerlo: Haz que tu pareja se siente en el borde de la ba√Īera o en tu banco de mano y luego si√©ntate encima de ella, de espaldas. Es muy sencillo.

    8 El furgón de cola

    Probablemente no quieras tener sexo tumbado en la ducha, pero no hay ninguna razón por la que no puedas tener sexo sentado en el suelo de la ducha. De hecho, hay muchas razones para hacerlo: No puedes caerte si ya estás en el suelo plano.

    Cómo hacerlo: Coloca la alcachofa de la ducha de forma que os dé en el cuerpo (no en la cara), luego haz que tu pareja se siente en el suelo de la ducha, con las manos detrás para que os apoyéis los dos. Luego siéntate frente a él y mueve tus caderas hasta que estés sentado encima.

    Nota: Aqu√≠ ser√°s t√ļ el que haga la mayor parte de la cabalgata (y el consejo profesional: molienda circular), ya que su trasero golpeando el duro azulejo una y otra vez no se sentir√° tan bien.

    9 Mesa de trabajo

    ¬ŅUna cosa que hace m√°s dif√≠cil el sexo en la ducha (y el sexo de pie en general, TBH)? Una gran diferencia de altura. As√≠ que para compensar cualquier diferencia, este deber√≠a ser tu recurso.

    C√≥mo hacerlo: Ap√≥yate en la repisa de la ba√Īera o en un banco y haz que tu pareja te penetre mientras te agarras a la superficie m√°s cercana. Si est√°s completamente estable, coloca tus pies sobre su pecho, delante de sus hombros, para controlar mejor el ritmo y la profundidad de los empujes.

    10 Carretilla

    Si te sientes un poco m√°s ambicioso, considera la posici√≥n de carretilla. Sin embargo, hay que tener cuidado con la alfombra de ba√Īo antideslizante y con que el agua est√© alejada de la cabeza. (Para que puedas respirar... vale, jadear).

    Cómo hacerlo: Ponte de manos y pies y haz que tu pareja te coja por la pelvis. Luego, rodea su cintura con los muslos para apoyarte mientras tu pareja empuja. Esta posición permite una penetración muy profunda, y el agua caliente que golpea tu cuerpo al mismo tiempo te parecerá increíble.

    11 Ojo de buey

    Otra forma de afrontar la ducha es probando nuevas formas de hacer el oral, o como lo llama Brito, la 'diana' (¬Ņlo pillas? El cl√≠toris es la diana, jajaja). B√°sicamente, esta posici√≥n lleva la postura de la cara a un nuevo nivel, as√≠ que si tienes cl√≠toris, vas a estar obsesionada.

    C√≥mo hacerlo: "Si tienes una ba√Īera para sentarte o una silla de ducha, y una alfombra de ducha para reducir las ca√≠das, haz que tu pareja se acueste en el borde y luego si√©ntate suavemente sobre la cara de tu pareja en un √°ngulo en el que tu cl√≠toris descanse sobre sus labios", dice Brito. Estar√°s sentada bastante erguida, as√≠ que podr√°s mover las caderas y dirigir la lengua de tu pareja hacia donde necesites.

    12 Ducha de pie

    ¬ŅQuieres que el sexo en la ducha sea menos propenso a los resbalones? √önete al club. La clave est√° en probar m√°s posiciones de pie. Pero oye, estar de pie no significa s√≥lo una versi√≥n h√ļmeda de la penetraci√≥n por detr√°s. En lugar de eso, ponte creativa incorporando partes de la propia ducha para conseguir una acci√≥n estimulante del cl√≠toris.

    C√≥mo hacerlo: "En esta posici√≥n, uno de vosotros se apoya en una de las paredes de la ducha, mientras que el otro viene por detr√°s y proporciona la estimulaci√≥n del cl√≠toris con sus manos o con la alcachofa de la ducha", explica Brito. ¬ŅQuer√©is poneros uno frente al otro para veros las caras? Tambi√©n pod√©is utilizar la alcachofa de la ducha para estimularos mutuamente mientras est√°is frente a frente.

    13 Estilo perrito

    Seguramente ya has probado esta posici√≥n en el dormitorio, pero ¬Ņpor qu√© no darle una vuelta de tuerca? Adem√°s, si tienes una diferencia de altura importante, es una gran alternativa a las posturas de pie.

    C√≥mo hacerlo: Aseg√ļrate de que la alcachofa de la ducha est√° en √°ngulo recto hacia abajo o en un arco sobre la espalda de ambos. A continuaci√≥n, ponte a cuatro patas, idealmente sobre una colchoneta con alg√ļn coj√≠n (¬°ack, rodillas magulladas!). P√≠dele a tu pareja que te penetre por detr√°s, asegur√°ndote de empezar despacio y de alcanzar un ritmo que os resulte c√≥modo a los dos. La comunicaci√≥n es la clave.

    14 Ir a lo ancho

    "No siempre exploramos lo que se puede hacer en el suelo de la ducha; cuando pensamos en ducha, solemos pensar en vertical", dice Oriowo. Cambia las cosas, es decir, baja con esta versi√≥n de oral. Pero antes, Oriowo aconseja: "Aseg√ļrate de que tienes una ba√Īera muy limpia y que escurre bien" (cosa que siempre hacemos, ¬Ņverdad? Claro...)

    C√≥mo hacerlo: Haz que la pareja receptora se siente y apoye la espalda contra el extremo de la ba√Īera o la pared de la ducha, y que abra las piernas todo lo que pueda. (Si se siente lo suficientemente flexible y seguro, puede incluso apoyar los tobillos en los bordes de la ba√Īera). A continuaci√≥n, aseg√ļrate de que el agua est√° bien inclinada y entra en la ba√Īera para realizar un poco de acci√≥n oral.

    15 A la pared

    Otra gran variante del oral, esta posición es estupenda para las parejas a las que les gusta recibir y también se estimulan más visualmente.

    Cómo hacerlo: Haz que tu pareja se ponga de pie y de espaldas a la pared de la ducha, para que el agua le dé en ángulo. A continuación, arrodíllate y proporciona estimulación oral, mientras dejas que el agua te golpee con los hombros hacia abajo. Incluso puedes sumergir las manos en el agua corriente mientras tocas a tu pareja para conseguir una sobrecarga de sensaciones.

    Categorías:

    ¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

    12 votos

    Noticias relacionadas