barra head

La influencer de belleza Evelyn tiene mucho que decir

La influencer de belleza Evelyn tiene mucho que decir

Son las 10 de la ma√Īana de un d√≠a lluvioso en Kansas City, Missouri. Se est√° cargando un puesto con macarons en forma de labios espolvoreados con az√ļcar, mientras se monta con cuidado un anillo de luz de gran tama√Īo, no, dos. Los principales vendedores de fiestas de Kansas City se apresuran en un sal√≥n en la azotea con vistas a la nueva noria de la ciudad, prepar√°ndose para celebrar el cumplea√Īos de su h√©roe local. No, no es Travis Kelce. Evelyn Unruh, 13 a√Īos.

Es la primera vez que su apellido aparece en la prensa. Pero para los cientos de miles de fans que la siguen en TikTok -nótese el tiempo pasado- ella, como Madonna, Beyoncé o Adele, siempre será simplemente Evelyn.

El verano antes de entrar en s√©ptimo curso, concretamente el fin de semana del 4 de julio de 2023, Evelyn grab√≥ un v√≠deo que cambi√≥ el curso de su joven vida. Hac√≠a tiempo que admiraba el g√©nero Get Ready With Me (Prep√°rate conmigo), en el que influencers de belleza se graban a s√≠ mismas prepar√°ndose para el d√≠a mientras explican al p√ļblico los productos que est√°n usando, pero ella quer√≠a darle su "propio giro". As√≠ que se grab√≥ a s√≠ misma maquill√°ndose, pero en lugar de utilizar el tiempo para hablar de, por ejemplo, por qu√© est√° obsesionada con un b√°lsamo labial de Summer Fridays, comparti√≥ observaciones puntuales sobre la escuela y los amigos y la vida, al estilo de la corriente de conciencia. Luego ella (bueno, t√©cnicamente, su madre) public√≥ el v√≠deo de un minuto de duraci√≥n en TikTok.

El clip no despeg√≥. "No tuve muchas visitas", dice Evelyn. "Pero supongo que se debi√≥ a que soy muy t√≠mida ante la c√°mara y torpe". Inspirada por sus "√≠dolos" influencers como Katie Fang, sigui√≥ adelante. Un par de meses despu√©s de que Evelyn publicara su primer v√≠deo, una conversaci√≥n con una amiga sobre "cosas que les sacaban de quicio" la inspir√≥ para organizar sus pensamientos de forma m√°s sucinta. As√≠ empez√≥ el auge de sus ahora famosas franquicias cargadas de sarcasmo al estilo de Prep√°rate conmigo: Cosas que no entiendo ("El tiempo. ¬ŅQui√©n decidi√≥ que hab√≠a 24 horas en un d√≠a?"), Cosas que son literalmente repugnantes ("La gente que apenas lava sus botellas de agua..."), Cosas que me molestan ("Cuando un profesor separa a tu grupo por distraer...") y Cosas que odio ("Cuando TikTok me banea sin motivo...").

Ah, s√≠, sobre lo √ļltimo... Llegaremos a eso en un minuto.

Los v√≠deos de Evelyn pronto empezaron a ganar velocidad como s√≥lo pueden hacerlo los v√≠deos de TikTok. La f√≥rmula de su viralidad era m√°s o menos la siguiente: observaciones brutalmente sinceras divididas por un discurso inexpresivo y productos de belleza sin los comentarios esponjosos que suelen acompa√Īarlos. "Quer√≠a hacer un v√≠deo corto que fuera al grano y dijera mucho", dice Evelyn, que muestra los productos que usa ante la c√°mara, con el logotipo puesto, pero sin hablar de ellos en detalle. (Marcas como Drunk Elephant, Glow Recipe, Supergoop y Saie aparecen con frecuencia en sus v√≠deos).

Lo sepa o no, Evelyn ha creado una clase magistral de colocaci√≥n de productos. Pero es lista, es dif√≠cil imaginar que no lo sepa. "Al principio de hacer mis v√≠deos, me levantaba y me pon√≠a inmediatamente imprimaci√≥n y maquillaje", recuerda. Pero para conseguir un mayor compromiso, dice, "evolucion√≥" hacia el cuidado de la piel por las ma√Īanas.

"Tambi√©n me cre√≥ un h√°bito saludable. Incluso ahora, cuando no estoy grabando v√≠deos para TikTok por la ma√Īana, sigo cuid√°ndome la piel por la ma√Īana", dice Evelyn, que empez√≥ a usar m√°scara de pesta√Īas a los 10 a√Īos. Ahora, en un d√≠a cualquiera, usa prebase, base de maquillaje, corrector, iluminador de ojeras, contorno, iluminador, polvos de acabado, m√°scara de pesta√Īas y colorete. ("Uso mi colorete Rare Beauty, que gan√≥ el premio Allure, ¬Ņverdad?". Como dec√≠amos, inteligente).

Un producto que Evelyn no utiliza es el retinol, una forma de vitamina A que ayuda a suavizar las arrugas y a potenciar la producci√≥n de col√°geno, que empieza a ralentizarse en torno a los 25 a√Īos. "Es curioso lo que dice la gente en mis comentarios. "Yo no uso retinol. Me oriento m√°s hacia la hidrataci√≥n".

Evelyn sabe que los comentarios van con el territorio del "creador de contenidos". "Recibo muchos comentarios y, sinceramente, si est√°s de acuerdo conmigo, estupendo. Si no, no me sigas", dice. "Tengo derecho a opinar y t√ļ tienes derecho a opinar. Si no entiendes mi seco sentido del humor, no pasa nada".

Por supuesto, la mayoría de los comentaristas de Internet no practican exactamente la regla de "Si no tienes nada bueno que decir...". Ahí es donde entra en juego la madre de Evelyn, Alex Unruh: "Tengo palabras que se filtran [automáticamente] en sus comentarios. Llego primero a sus mensajes para que, si hay algo inapropiado, pueda denunciarlo, bloquearlo y borrarlo rápidamente", explica. "Ahí es probablemente donde Evelyn y yo tenemos un poco de [fricción]; ella lo ve como compromiso, mientras que a mí me preocupa el acoso y su bienestar mental".

Como padre, "no se trata solo de decir: 'No, no puedes hacerlo', porque a veces lo que ocurre es que encontrarán otras formas de hacerlo de todos modos", dice Phillippa Diedrichs, PhD, profesora de psicología en el Centro de Investigación de la Apariencia de la Universidad del Oeste de Inglaterra Bristol, que estudia la imagen corporal y la salud mental, en particular en lo que se refiere a las mujeres jóvenes. "Quieres ser la persona a la que puedan acudir para conversar sobre las redes sociales y la salud mental y con quien puedan pensar críticamente sobre estas cosas".

Aunque Alex afirma que Evelyn es la "fuerza creativa" de sus contenidos -escribe todo su material, apuntando ideas en su cuaderno o en la aplicaci√≥n Notas cuando le llega la inspiraci√≥n-, nada se publica antes de pasar por una lista de comprobaci√≥n que madre e hija crearon juntas, y que incluye preguntas orientadas a la seguridad como: "¬ŅEs identificable el lugar donde est√°s filmando?".

En √ļltima instancia, sin embargo, no hay un libro de reglas para cuando tu hijo se convierte en una sensaci√≥n de los medios sociales, dice Alex. Cuando las visitas de Evelyn empezaron a crecer, pens√©: "¬ŅQu√© est√° pasando? ¬ŅLo detenemos? Todas estas personas est√°n viendo a mi hija", recuerda. "As√≠ que hab√≠a un poco de incomodidad en t√©rminos de: '¬ŅC√≥mo puedo ser padre de esto?' No es como si pudiera ir a preguntar a mis amigos o a mi grupo de madres".

Dado que los expertos en salud advierten de que las redes sociales pueden plantear riesgos para la salud mental y el bienestar de los ni√Īos, especialmente de las ni√Īas, la pregunta natural es: ¬ŅCuestionan alguna vez los miembros de ese grupo de madres su decisi√≥n de dejar que Evelyn est√© en las redes sociales hasta ese punto? "No en mi cara, pero s√≠", dice Alex. "Cada uno a lo suyo. No todo el mundo va a estar de acuerdo con todo lo que hacemos, y eso est√° bien. Creo que la opini√≥n que tienes cuando no est√°s en esta situaci√≥n es muy diferente a la que tendr√≠as si te enfrentaras a esta situaci√≥n, si fuera tu hijo."

De todos modos, era muy probable que Evelyn se pusiera delante de una c√°mara de un modo u otro. "Durante a√Īos me ha suplicado que la metiera en el mundo del modelaje, la interpretaci√≥n o lo que fuera", dice Alex. "Era una conversaci√≥n que manten√≠amos, pero no hab√≠amos hecho nada al respecto, as√≠ que lo hizo ella misma".

"Teniendo en cuenta lo mucho que valora nuestra sociedad las redes sociales y el poder que tienen las personas influyentes, no es de extra√Īar que las preadolescentes quieran emularlas", afirma la profesora Diedrichs. El deseo colectivo de los j√≥venes de aparecer en p√ļblico "no es nuevo", afirma. Lo que es diferente ahora es que tienen las herramientas para hacerlo realidad en las palmas de sus manos.

"Es territorio desconocido", dice Alex. "Lo afrontas como viene". Por ahora, ella y su hija tienen revisiones periódicas en las que hablan de cómo se siente Evelyn, repasan sus compromisos de rodaje (ha creado contenido patrocinado para marcas como Good Molecules y Peter Thomas Roth) y se aseguran de que se sigue divirtiendo por el camino. "Si veo que su actitud cambia o que no se divierte, no merece la pena", dice Alex. "Pero mientras se esté divirtiendo y esté haciendo un buen trabajo en las otras áreas de su vida que son importantes, entonces continuamos".

Pero a principios de diciembre, casi al mismo tiempo que Evelyn alcanzaba los 500.000 seguidores, el tren bala en el que había estado viajando hacia el estrellato de TikTok se detuvo en seco: Su cuenta fue baneada permanentemente.

Evelyn estaba en una fiesta de pijamas en casa de una amiga cuando ocurri√≥. "Me sent√≠ un poco decepcionada, porque al tener la cuenta desde julio, pens√© que estaba a salvo", dice. A salvo, eso s√≠, de una norma que aparece en negrita en las Directrices de la Comunidad de TikTok: Para tener una cuenta hay que ser mayor de 13 a√Īos. Pero en este caso, la madre de Evelyn era la titular de la cuenta. Alex verific√≥ su identidad cuando se registr√≥, dice. Era ella quien pulsaba "publicar" en los v√≠deos y quien interactuaba con los comentaristas. (En EE.UU., TikTok ofrece una "experiencia de aplicaci√≥n limitada" para menores de 13 a√Īos llamada TikTok for Younger Users, que cuenta con protecciones adicionales de seguridad y privacidad que incluyen restricciones para compartir).

Allure se puso en contacto con TikTok para que se pronunciara sobre su postura respecto a las cuentas gestionadas por padres y le dijeron que los titulares de cuentas con contenido de ni√Īos menores de 13 a√Īos deben indicar la participaci√≥n de un adulto en la publicaci√≥n o producci√≥n de su contenido, lo que incluye publicar regularmente contenido en el que aparezca el adulto, indicar en su biograf√≠a o nombre de usuario que se trata de una cuenta conjunta y mostrar a un adulto o a la familia en su foto de perfil. (Hicimos un seguimiento para preguntar exactamente cu√°ndo se instituyeron esas pol√≠ticas y nos dijeron que eran "de larga data").

En cualquier caso, TikTok mir√≥ la cuenta, vio a una ni√Īa de entonces 12 a√Īos, y as√≠ de f√°cil, desapareci√≥. Los fans crearon v√≠deos pregunt√°ndose d√≥nde se hab√≠a metido Evelyn. "Chicos, ¬Ņqu√© ha pasado con GRWM Evelyn? Ayer trat√© de ir a su p√°gina porque me di cuenta de que no hab√≠a visto su contenido en un tiempo, y su p√°gina hab√≠a desaparecido", dijo la usuaria @yazmin.adalynn. "Evelyn definitivamente me asust√≥ un poco, pero no voy a mentir, me encantaba su contenido... Estoy de luto por la p√©rdida de la cuenta de Evelyn". Ese v√≠deo tiene 2 millones de visitas y m√°s de 1.700 comentarios.

En los tres meses que transcurrieron entre el bloqueo de su cuenta de TikTok y su 13 cumplea√Īos -cuando Evelyn pudo volver a la plataforma-, la influencer traslad√≥ su talento a Instagram, donde tiene 92,7 millones de seguidores y sigue sumando. Esa cuenta tambi√©n est√° gestionada por su madre, lo que a Instagram le parece bien: "Instagram exige que todo el mundo tenga al menos 13 a√Īos antes de poder crear una cuenta", dicen los estatutos publicados en su Centro de Ayuda. "Las cuentas que representan a alguien menor de 13 a√Īos deben indicar claramente en la biograf√≠a de la cuenta que la cuenta est√° gestionada por un padre o administrador". (La biograf√≠a de Evelyn deja claro que la suya es una "cuenta gestionada por los padres").

Pero desde el principio, Alex, que trabaja en recursos humanos, se dio cuenta de que necesitaba "una mano amiga" para gestionar las solicitudes del kit de prensa y la tarjeta de tarifas de su hija. Digital Futures, una "agencia de crecimiento" que ayuda a fomentar el talento, es una de las muchas que se pusieron en contacto con Evelyn cuando empezó a despuntar.

"Quiero preparar a Evelyn para el éxito y ayudarla a construir una marca y mantenerla a salvo mientras lo hace", dice Veronica Zelle, cofundadora de Digital Futures. "Y gran parte de eso es simplemente estar en sintonía con sus padres todos los días".

Zelle contin√ļa: "La verdad es que no estoy haciendo negocios con Evelyn. Es demasiado joven para hacer negocios; no puede firmar un contrato". Zelle se asegur√≥ de que Evelyn tuviera una cuenta Coogan, que protege los fondos ganados por menores hasta que cumplen 18 a√Īos. "Realmente estoy en el negocio con sus padres y ayud√°ndoles a navegar: 'Vale, ¬Ņqu√© es lo siguiente que podr√≠a pasar?".

¬ŅQu√© tal una gran fiesta de 13 cumplea√Īos para celebrar la entrada de Evelyn en la adolescencia? "De hecho, he creado un tablero de Pinterest para mi fiesta", dice Evelyn cuando hablamos unas semanas antes de los festejos. "Quiero que sea como Gossip Girl, onda Mean Girls, con mucho, mucho rosa".

La referencia a Mean Girls es s√≥lo por est√©tica. "Invito a todas las chicas de mi curso", dice Evelyn. "No quer√≠a que nadie se sintiera excluido". En la fiesta habr√≠a algo para todo el mundo: un puesto para dise√Īar tu propia gorra de camionero, un bar de helados y una cabina en la que los asistentes podr√≠an grabar sus propios v√≠deos de Prep√°rate conmigo. Tambi√©n habr√≠a bolsas de regalo llenas de maquillaje de Essence Cosmetics.

Voy a ser sincero: me adentr√© en estas conversaciones con una buena dosis de escepticismo y, desde luego, cierta preocupaci√≥n. El a√Īo pasado le√≠ el aviso del cirujano general sobre los peligros que las redes sociales pueden suponer para la salud mental de los adolescentes. Hab√≠a le√≠do la reciente investigaci√≥n sobre el n√ļmero de hombres adultos que siguen a influencers menores de edad. No soy ajena a la realidad de las redes sociales y a los peligros que pueden suponer para los ni√Īos. Pero despu√©s de hablar con la madre de Evelyn, con sus directivos y, por supuesto, con la propia Evelyn, est√° claro que tampoco son ajenos a ello.

"Cuando entras en tu coche, te pones el cintur√≥n de seguridad, ¬Ņverdad?", dice Zelle. "As√≠ es como tienes que ver las redes sociales". Las medidas proactivas que Alex toma para proteger a su hija -bloquear cuentas sospechosas, moderar comentarios y tener "chequeos de salud mental" regulares fuera de l√≠nea- son el equivalente digital de abrocharse el cintur√≥n. Con estas medidas de protecci√≥n, la presencia de Evelyn en las redes sociales no parece tanto un tema para psic√≥logos infantiles de sill√≥n como una salida creativa para una joven con talento para la interpretaci√≥n y un fuerte punto de vista.

Sin embargo, Evelyn es, en muchos sentidos, una adolescente normal. Cuando no est√° en el colegio o rodando, est√° practicando atletismo ("Soy una gran corredora, intento correr tres kil√≥metros todos los d√≠as") o pasando el rato en el centro comercial con sus amigas. El verano pasado asisti√≥ a la segunda noche del Eras Tour en Kansas City. "Estaba en el 1% de los oyentes de Taylor Swift este a√Īo", dice Evelyn. "[Ir al concierto] fue uno de los mejores d√≠as de toda mi vida".

Por supuesto, a Evelyn a√ļn le quedan muchos "mejores d√≠as" por delante: "Me hace mucha ilusi√≥n cumplir 13 a√Īos", dice. "Estoy deseando ir al baile. He visto tantas pel√≠culas, y s√© que probablemente lo romantizan, como hacen las pel√≠culas, pero parece tan divertido". Su contenido no cambiar√° mucho, a√Īade, pero planea publicar m√°s v√≠deos largos que muestren todas las facetas de su personalidad, no s√≥lo su agudo sentido del humor.

A largo plazo, "me gustar√≠a tener una marca de maquillaje y cuidado de la piel", dice Evelyn. "Pero mi sue√Īo es ser autora. Me gustar√≠a escribir ficci√≥n o quiz√° art√≠culos sobre la Tierra y esas cosas".

Es apropiado, entonces, que sea el mundo de Evelyn. Todos estamos viviendo en él.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

14 votos

Noticias relacionadas