¡El pelo coloreado crea adicción!




No penséis mal. Pero desde que me puse las puntas rosas, me he viciado al pelo de colores, me gusta mucho más así que sin este toque extra de color. De hecho, en lo que va de mes, ya es la segunda vez que me las he teñido. La verdad es que se va muy pronto y a la semana, ya casi no queda rastro del tinte semipermanente.

Como también es muy fácil de hacer, pues no tardo nada en nada hacérmelo. Casi no se ensucia nada y el resultado es muy bueno. Sólo necesito dos botes de tinte, uno neutral y el otro de rosa, para hacer la mezcla y que quede justo en el tono que yo busco y después me lo aplico con una brocha en las puntas. Lo hago con el pelo seco y me pongo una bolsa de plástico por los hombros para no manchar nada. Después sólo tengo que esperar de 15 a 30 minutos y enjuagarlo.

¿Os habéis teñido alguna vez el pelo de colores vosotras mismas?

Si quieres leer cómo ha sido mi evolución con este cambio de look no te pierdas este post, este y este ;)

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

3 votos

Noticias relacionadas
load