10 consejos para evitar la retenci贸n de l铆quidos

H脕BITOS SALUDABLES
retencion de iquidos
¿Retienes líquidos? Toma nota de estos consejos para evitar la retención de líquidos.
 
La retención de líquidos es algo que afecta a millones de mujeres. Aunque en sí mismo este problema no supone un grave peligro, si puede ser un síntoma de alguna otra enfermedad que estamos pasando por alto, por lo que conviene tratarlo y estar pendiente de ello. Si retenemos líquidos, no debemos preocuparnos expresamente por ello, pero sí deberíamos acudir a un médico para que nos haga las pruebas pertinentes que determinen si esta retención de líquidos ha aparecido como síntoma de alguna enfermedad de corazón, de riñones o del aparato digestivo. Estas son las enfermedades más comúnmente relacionadas con la retención de líquidos, que también se conoce como hidropesía.
 
La retención de líquidos se produce cuando hay un desequilibrio entre las fuerzas que regulan el paso de los líquidos de una zona a otra. Nuestro organismo cuenta con un sistema que actúa constantemente para regular los niveles de líquidos y que estos se mantengan en buena forma. Cuando existe algún problema en este sistema de hormonas y el cuerpo no es capaz de eliminar el exceso de líquido que se ha acumulado en nuestro cuerpo, se produce esta retención de líquidos. 
 
Hay dos factores principales que pueden provocar esta retención, los factores orgánicos y los cotidianos. Los primeros hacen referencia a las enfermedades citadas anteriormente, cuyos síntomas incluyen la retención de líquidos. El segundo factor, en cotidiano, hace referencia a nuestros hábitos y nuestro estilo de vida. Los factores climáticos, el estrés, la ingesta de medicamentos o la vida sedentaria son algunos de los motivos cotidianos por los que podemos estar sufriendo esta retención de líquidos.
 
Este problema es muy común en el embarazo. Al menos el 50% de las mujeres lo sufren en algún momento del periodo de gestación debido a los cambios hormonales. A consecuencia de esta retención, los pies y los tobillos tienden a hincharse.
 
Sea cual sea el motivo por el que está reteniendo líquidos hay algunos hábitos que puedes adquirir y algunos consejos que puedes seguir para evitar retener líquidos y así no sufrir las consecuencias de este problema. Aunque sigas estos consejos, recuerda que si este problema aumenta, es importante que vayas a un médico, especialmente si está embarazada.
retencion de iquidos
 
Consejos para evitar la retención de líquidos:
 
Haz ejercicio: como ya hemos dicho, la vida sedentaria es uno de los factores que hace que empecemos a retener líquidos. La falta de ejercicio y tener un trabajo que te requiera estar al menos ocho horas sentada es algo muy común en nuestros días, pero hay que hacer algo por evitar que esta forma de vida se convierta en un problema. Trata de hacer algo de ejercicio cada día. No hace falta que vayas una hora al día al gimnasio, simplemente trata de andar más, sal a pasear o, si tu trabajo y tu rutina no te dejan tiempo libre para ello, al menos tómate unos minutos para levantarte de la silla cada hora y dar unos pasos por la habitación. También puedes mover los dedos de los pies arriba y abajo para que los músculos de las piernas ejerzan la acción de bombeo.
 
Ve a la piscina. Pero si dispones de tiempo para dedicarle al ejercicio al menos tres días por semana, la mejor opción para combatir la retención de líquidos es ir a nadar. No hace falta que hagas un entrenamiento de natación intenso, solo tienes que mover las piernas y hacerlas flotar por el agua.
 
No lleves ropa ajustada. La ropa debe ser cómoda. Unas medias, calcetines o falda ajustada solo perjudicarán a las zonas hinchadas de tu cuerpo, además de resultar tremendamente incómodo.
 
Bebe mucha agua. Beber mucha agua es la mejor opción de evitar la retención de líquidos.
 
Toma infusiones en ayunas. Algunas hierbas son muy útiles para evitar la retención de líquidos. Las que mejor funcionan son la cola de caballo, las hojas de olivo, el pepino y los espárragos frescos.
 
Aumenta el potasio en tu dieta. Las frutas y verduras son ricas en potasio, lo cuál es fundamental para acabar con este problema.
 
retencion de iquidos
 
Toma alimentos bajos en sodio. Frutas como las manzanas, las peras o las cerezas son bajas en sodio y están recomendadas para evitar este problema. También la leche y sus derivados o algunos cereales como la avena o el arroz.
 
No abuses de la sal. Evita los alimentos con un alto contenido en sal. Por ejemplo, las salsas, las comidas precocinadas, los aderezos y algunos quesos, como por ejemplo el roquefort.
 
Tampoco del azúcar. Tomar demasiada azúcar nunca es recomendable en nuestra dieta, ya que puede derivar en muchas enfermedades y problemas de salud. SI además sufres retención de líquidos, lo mejor es reducir al máximo el consumo de alimentos azucarados en tu dieta diaria. Una buena opción para no consumir azúcar en tus comidas es sustituirla por la stevia. Esta planta funciona como edulcorante natural, ya que proviene de una planta y no contiene calorías. Además, es mucho más sana que el azúcar y es ideal para los niños, ya que su consumo puede prevenir problemas futuros como la obesidad y la diabetes.
 
Agua fría. Un chorro de agua fría al terminar tus duchas le sentará genial a tu circulación y, por lo tanto, te ayudará a no retener líquidos. Este sencillo hábito es más útil de lo que creemos. Empieza a practicarlo y notarás cómo la circulación se reactiva en tus piernas y empiezas a sentirlas mucho menos pesadas.
 
Esperamos que estos consejos puedan ayudarte a evitar la retención de líquidos.

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

22 votos

Noticias relacionadas
load