Manicura casera: cómo hacer las uñas francesas paso a paso

MANICURA FRANCESA

uñas francesas¿Quieres hacerte tú misma la manicura en casa y quede perfecta? Te contamos cómo hacer las uñas francesas paso a paso.

Cada temporada surgen nuevas ideas y tendencias para pintar y decorar las uñas, pero hay una que nunca pasa de moda. La manicura francesa o uñas francesas sigue siendo la estrella en las tendencias de uñas, aunque sus variantes en formas y colores son infinitas. Con este tipo de manicura puedes lograr desde la más clásica y elegante a la más moderna y original, solo depende de tus gustos y tus habilidades. Con estos consejos que te daremos en este artículos, y que solo tendrás que seguir paso a paso, conseguirás una manicura francesa con un acabado muy profesional. Solo necesitas los productos necesarios y dedicarle un poco de tiempo y paciencia al cuidado de tus uñas.

Consejos para decorar las uñas
Consejos para blanquear las uñas

¿Qué necesitas para hacerte las uñas francesas en casa?

Para conseguir una manicura perfecta deberás hacerte con algodón y quitaesmalte, una lima, crema hidratante de manos, unas tijeras de uñas, un palito de naranjo u otro palito especial para las cutículas, un trocito de papel o cartulina y los esmaltes que vayas a utilizar. 

Los esmaltes que se suelen utilizar en la manicura francesa clásica son el blanco, para las puntas de las uñas, y el esmalte transparente o barniz, con el que cubriremos el reto de la uña. Pero te animamos a probar otras combinaciones de colores para lograr unas uñas francesas muy originales y favorecedoras. Puedes combinar dos colores diferentes que peguen entre sí o sustituir el blanco de los bordes de la uña por un color más llamativo como rosa, naranja, rojo o negro. ¡Para gustos, los colore!

Cuando ya tengas todo lo que necesitas sobre tu mesa y tus colores de esmalte elegidos, ya podemos comenzar la manicura francesa paso a paso.

uñas francesas

Uñas francesas paso a paso

Empieza lavando tus manos con agua tibia y jabón para que estén limpias y suaves y tus uñas un poco más blandas. Al reblandecerse te será más fácil empujar las cutículas con el palito para que se vayan hacia atrás y tu uña quede más despejada y bonita. Pero antes de empujar tus cutículas, lima un poco las uñas hasta darle la forma que te guste. Si te gusta llevarlas cortas, limarlas con forma cuadrada es la mejor opción. Si son más largas, puedes redondearlas un poco.

Cuando ya las hayas limado puedes pasar a empujar con cuidado tus cutículas hacia atrás con el palito. Si ha pasado mucho tiempo desde que las lavaste, puedes introducir tus manos unos minutos en agua tibia y jabón y así las cutículas estarán de nuevo más blandas. Puedes utilizar cualquier palito de punta redonda o comprar uno específico para cutículas en la farmacia. Antes de usar cualquiera de ellos, desinféctalo con alcohol para que sea más seguro. Aunque haya que empujar hacia atrás la cutícula, no debes hacerte daño y no debe dolerte. Con las tijeras de las uñas puedes cortar los piquitos que sobresalgan al empujar las cutículas. Una vez terminada esta fase, aplica una crema hidratante sobre tus manos y frótalas suavemente para calmarlas y suavizarlas.

Si tienes restos de esmalte en tus uñas, ahora deberás quitarlos con un poco de algodón y quitaesmalte. Así estarán lista para aplicar el nuevo color sin que haya restos debajo. Lávalas de nuevo y espera a que estén secas. Ya están limpias, hidratas y con las cutículas perfectamente preparadas para empezar con las uñas francesas.

uñas francesas

Empieza aplicando el esmalte transparente o barniz en toda la uña. En caso de que vayas a utilizar dos colores, aplica el color de base. Espera a que se seque y aplica una segunda capa. No des demasiadas pinceladas para que no queden pegotones ni una capa demasiado gorda. Haz un trazo limpio y decidido e intenta cubrir la uña con dos pinceladas. Termina la segunda capa y espera a que se seque.

Ahora es cuando viene la parte en la que tienes que ser especialmente habilidosa. Utiliza el trozo de papel o cartulina para recortar una guía en forma de media luna que te servirá para delimitar la parte en la que vas a pintar el segundo color. Recuerda que también venden pegatinas para uñas francesas que te facilitarán este trabajo al venir ya recortadas. Cuando tengas tus guías utilízala para delimitar la zona que pintarás de blanco –o del color que hayas elegido– sin que el color se meta en el resto de la uña.

Si quieres probar nuevos diseños, solo tienes que recortara este trocito de papel, pegatina o cartulina en otra forma. Recto, en forma de triángulo o en diagonal. De este modo conseguirás diseños muy originales. En la galería que hay al final del artículo puedes ver algunos ejemplos.

uñas francesas

Cuando el segundo color se haya secado, aplica un brillo o barniz sobre toda la uña para darle el toque final. ¿Qué tal te ha quedado?

Si tienes los productos necesarios y un poco de paciencia, solo tendrás que seguir estos pasos para conseguir unas uñas francesas perfectas. No te cortes e intenta idear los diseños más originales y coloridos. Inspírate en la galería. 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

4 votos

Ranking
Noticias relacionadas
 
Noticias en portada