¿Cómo hacer la manicura permanente en casa?

MANICURA PASO A PASO

manicura permanenteTe enseñamos cómo hacer la manicura permanente en casa paso a paso.

Llevar las uñas siempre pintadas y en perfecto estado no es fácil. Si utilizamos esmaltes corrientes y las pintamos en casa, debemos volver a pintarlas cada tres o cuatro días si queremos que el esmalte esté perfecto y las uñas no empiecen a estar ralladas y desconchadas. Por este motivo, algunas mujeres eligen pasarse a las manicuras semipermantes o permanentes. Con este tipo de esmaltes es posible olvidarse de las uñas durante más tiempo sin tener que preocuparse del estado del esmalte.

Para conseguir una manicura permanente, es habitual acudir a centros de estética especializados ya que es allí donde cuentan con todos los productos y accesorios necesarios para hacer la manicura de forma profesional. En cambio, este no es el único modo de conseguir una manicura permanente ya que, si compramos todo lo necesario, podremos hacérnosla en casa cada mes sin tener que volver a pagar a un profesional para que la haga.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas para hacer manicuras permanentes en casa y cómo hacerlas paso a paso para obtener un resultado muy profesional y duradero.

¿Qué necesitamos tener en casa para hacer la manicura permanente?

Necesitaremos contar con varios accesorios para hacer la manicura en casa y también algunos productos especiales para la manicura permanente. Esto es todo lo que necesitas:

· Una lima, si es de madera mejor.

· Palito de naranjo o de otro material para empujar las cutículas, aunque se recomienda el palito de naranjo.

· Aceite para cutículas con el que ablandarlas y poderlas quitar más fácilmente.

· Quitacutículas, para cortarlas una vez las hayamos despegado.

· Lámpara de luz UV.

· Gel desinfectante para manos.

· Primer, esmalte permanente y top coat.

manicura permanente

Pasos a seguir para hacer la manicura permanente en casa

Para empezar a realizar la manicura permanente, comenzaremos preparando nuestras uñas con una manicura como la que solemos hacer. Antes de empezar, te recomendamos utilizar el gel desinfectante de manos para limpiar tus manos y evitar infecciones. Luego por unas a remojo y utiliza el aceite de cutículas para ablandarlas y preparar así tus uñas para tratarlas con el palito de naranjo.

Después de remojarlas unos minutos con agua tibia y el aceite para cutículas, ya puedes proceder a empujar las cutículas hacia atrás con el palito de naranjo. La función del palito de naranjo es despejar la uña y dejarla más lisa y sin esos pellejitos que la rodean. Sin embargo, recuerda que la función de la cutícula es evitar que penetren bacterias en nuestro cuerpo, así que quitándolas por completo y cortándolas después te arriesgas a algunas infecciones.

Después de haber quitado las cutículas a tu gusto, pasaremos a limar las uñas con la lima de madera para darle la forma que más nos guste. Puedes limarla de forma ovalada, redonda o cuadrara según tus gustos. Intenta que todas queden igualadas y que no estén demasiado cortas para que la manicura luzca más. Puedes pasar la lima de uñas por encima de las uñas para hacerlas más porosas y que los esmaltes se adhieran mejor, o también puedes utilizar un pulidor de uñas para esto si lo prefieres.

Ya tienes tus uñas perfectamente preparadas para comenzar con el esmalte permanente. Empieza aplicando una capa de primer y deja que se seque unos minutos al aire libre. Después de este tiempo, pasa a aplicar el top coat y ponlo a secar bajo la lámpara de luz UV durante dos minutos aproximadamente. La función del top coat es hacer que el esmalte que apliquemos después dure más y las uñas se endurezcan y estén más fuertes.

manicura permanente

Cuando se haya secado el top coat, aplica una base fina del esmalte permanente que hayas elegido. Es importante que la capa sea fina para que así no se desconche en poco tiempo. Cuando hayas pintado todas tus uñas, ponlas de nuevo bajo la lámpara de luz UV y, cuando hayan pasado unos dos minutos y estén secas, aplica otra capa de esmalte. Ponlas de nuevo a secar bajo la lámpara.

Para terminar, aplica de nuevo una capa de top coat sobre el esmalte permanente ya seco, el cual tendrá un aspecto perfecto y lucirá impecable. Con esta última capa de top coat, nos aseguramos un resultado más duradero.

Si sigues estos pasos conseguirás hacerte la manicura en casa siempre con resultados muy profesionales y duradero. Además de tener algo de práctica y seguir estos consejos paso a paso, es importante que nos hagamos con productos de calidad. Algunos esmaltes, a pesar de venderse como permanentes, no son de buena calidad  y esto hace que tampoco sean duraderos, lo que nos puede hacer pensar que hemos fallado en algo durante la manicura. Aunque no es necesario que acudamos a un centro profesional a comprar el más caro, sí es recomendable que compremos una buena marca que nos de un buen resultado. 

manicura permanente

Algunas marcas como Revlon, L'Oreal o Essie tienen buenos esmaltes permanentes a buenos precios. En algunos casos, podemos encontrar kit completos de manicura permanente los cuales incluyen varios colores y una lámpara de luz UV. 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

2 votos

Ranking
Noticias relacionadas
 
Noticias en portada