barra head

El succionador de clítoris, ¿el juguete sexual definitivo?

ORGASMOS

succionador de clitorisEl succionador de clítoris es el juguete sexual de moda, ¿son sus orgasmos tan intensos como dicen?

Si estás familiarizada con el mundo de los juguetes sexuales ya habrás oído hablar de él, pero si no, te lo contamos. Se trata de un juguetito llamado succionador de clítoris que se ha convertido en los últimos meses en uno de los más vendidos. Las que ya lo utilizan aseguran que los orgasmos que produce no pueden compararse con nada. Y sí, como ya imaginarás, esto no beneficia a sus parejas.

El juguete sexual que se coloca en el cuello
El nuevo tratamiento para mejorar los orgasmos

El succionador de clítoris se colocar en el clítoris y, a diferencia de otros juguetes sexuales, actúa por sí mismo, por lo que tu no tienes que moverlo ni hacer nada. Solo relajarte, disfrutar y esperar a que el orgasmo llegue. Aunque, otro de sus “inconvenientes” es que, al ser tan placentero, los orgasmos pueden llegar demasiado rápido.

La vibración que emite es moderada, porque ¿es realmente necesario que sean intensas para sentir placer? La mayoría de las mujeres coinciden en que no. Resulta mucho más placentero que la vibración se emita en el lugar correcto. Aunque los succionadores de clítoris, al igual que los vibradores, cuentan con varias velocidades, ninguna es excesivamente intensa.

succionador de clitoris

¿Son sus orgasmos tan intensos como dicen?

La mayoría de las mujeres que lo han utilizado coinciden en que ha habido un antes y un después en su vida sexual después de probar este juguetito. Introducir tu clítoris en este pequeño orificio puede llegar a producir orgasmos estratosféricos, los cuales pueden crear serios conflictos con tu pareja cuando creas que no está a la altura.

Otra cosa a tener en cuenta es que este juguete sexual estimula únicamente la zona del clítoris, por lo que si necesitas estimulación vaginal para tus orgasmos, puede que no lo encuentres tan placentero. Aún así, te animamos a probar el succionar de clítoris alguna vez. No pierdes nada por ello, pero puedes ganar un gran orgasmo. 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

1 votos

Noticias relacionadas