¿Cuáles son los beneficios de utilizar el hielo en el rostro?

TRATAMIENTO REJUVENECEDOR

hielo para el rostro Beneficios de utilizar el hielo para el rostro que no conocías.

Hay muchos productos para el rostro y alimentos naturales que pueden contribuir a nuestra belleza facial aportándonos muchos beneficios, ¿pero sabías que el hielo es uno de los mejores cosméticos para el rostro? Algo tan sencillo como el agua congelada puede tener un gran efecto en tu rostro, actuando como producto antiedad. eliminando manchas o acabando con la sequedad de tu cara. Y lo mejor de todo, ¿puede haber algo más barato?

En este artículo te daremos algunos consejos para aprovechar todos los beneficios del hielo en tu rostro, explicándote cuáles son las mejores formas de utilizarlo y cuáles son todas su ventajas. Si estás cansada de probar productos y tratamientos para tu cara sin conseguir el efecto que esperabas, no dudes en probar este tratamiento facial tan barato y sencillo. Aunque este terapia con hielo proviene de Oriente, cada vez son más las mujeres que están utilizándola en todo el mundo para conseguir un rostro más bonito, más suave y más joven.

¿Cuáles son los beneficios del hielo para la cara?

Efecto rejuvenecedor. Esta es una de nuestras propiedades favoritas y el motivo principal por el que muchas mujeres ya han empezado a utilizar el hielo en su rostro. Aplicando hielo sobre la cara cada noche y cada mañana, tu piel se irá tonificando y aumentando su elasticidad, evitando la aparición de arrugas y haciendo que tu piel se vea más tersa y luminosa. Frota el hielo por las zonas en las que suelen aparecer las líneas de expresión para que actúe con fuerza.

Previene el acné. Aplicar el hielo sobre la piel también despejará los poros y evitará que se acumulen impurezas y, por lo tanto, que aparezcan puntos negros, granitos o espinillas. Tu piel estará mucho más limpia y suave.

hielo para el rostro

Estimula la circulación. Activar la circulación en la piel es algo fundamental si queremos que esta se mantenga joven y con un aspecto saludable, además de presentar un color más sano y favorecedor. Frotar tu piel con hielo hará que el frío estimule la circulación y se produzca este efecto, mejorando la salud de la piel de tu rostro.

Cierra los poros. Si tienes problemas con los poros abiertos y la aparición de espinillas, el frío del huelo actúa cerrando los poros y haciendo que tu piel se vea más uniforme y más lisa, lo que ayuda también a que no aparezcan en ellas puntos negros. Aplica el hielo especialmente en la zona T de tu cara, la zona en la que suelen aparecer una mayor cantidad de puntos negros.

Elimina las ojeras. El frío es una de las mejores formas de combatir las inflamaciones, y eso funciona también para la piel del rostro y en especial para las ojeras. Para aplicar el hielo en tus ojeras, la mejor forma es envolver un poco de hielo en un trapo o un paño limpio y colocarlo bajo tus ojos sin presionar durante unos 15 minutos. Notarás como el frío te alivia y reduce tus ojeras notablemente. Con esto y un poco de corrector, estarás perfecta para salir de casa con un rostro luminoso y lleno de vitalidad.

Suaviza la piel. Si con la crema hidratante no te es suficiente para tener un rostro suave y sedoso, prueba a utilizar además un poco de hielo. El hielo hará que la piel se tense y se ponga más firme, lo cual hace que ganemos suavidad. Aplica un poco de hielo día como un tratamiento a largo plazo para ganar firmeza y suavidad en tu rostro. Al cabo de un mes, empezarás a notar el cambio en tu cara.

hielo para el rostro

¿Cómo se aplica el hielo en el rostro?

Puede que pienses que no hay mucha ciencia en poner un poco de hielo en tu cara para notar sus efectos, pero la forma en la que lo aplicamos puede marcar la diferencia. Si quieres hacerlo bien y que realmente funcione, sigue estos pasos que te damos a continuación:

Limpia tu cara. El primer paso es preparar el rostro para aplicar el hielo. Desmaquilla tu cara para eliminar cualquier resto de maquillaje o de otros cosméticos y luego enjuaga con agua y sécala bien. No apliques ninguna crema ni producto antes del hielo, debe estar perfectamente limpia.

No lo apliques directamente. Siempre que pongas hielo en tu cara debes hacerlo envolviéndolo en un paño primero, nunca lo pongas directamente sobre la piel porque podrías hacerte daño.

Manténlo al menos dos minutos. Aplica el hielo con tranquilidad y a modo de pequeño masaje para estimular la circulación y que su efecto sea mayor. Frótalo por las zonas que desees tratar durante al menos dos minutos realizando movimientos circulares.

Cuida la piel sensible. Cuando pases en hielo por zonas de la cara como los ojos o las ojeras, hazlo con más suavidad y sin presionar, ya que estas zonas son especialmente sensibles porque la piel es más fina.

Cuando acabes, aplica un tónico. Es la mejor forma de terminar este tratamiento antes de irte a la cama.

Los beneficios del hielo para el rostro son muchos, empieza a aplicarlo desde hoy y notarás sus efectos muy pronto.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

Ranking
Noticias relacionadas
Noticias en portada