Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

PONTE LA MINIFALDA CUANDO QUIERAS

  Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda son esas faldas que temporada tras temporada te seguirán quedando bien, siempre y cuando no cambie demasiado tu peso. Muchas son ceñidas y exigirán que conserves el mismo volumen de curvas permanentemente. Podrás cambiar de talla pero no de tipo de falda si te haces con un clásico como es la falda de corte estilo lápiz: este tipo de corte está perfectamente indicado para toda aquella mujer que la quiera llevar. Se recomienda especialmente llevarla con camisa, ya que se trata de un tipo de falda muy elegante. En el modelo que te hemos mostrado puedes ver como el top se mete por dentro, creando una figura mucho más estilizada

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

Las faldas largas son un clásico que te harán sentir más cómoda, engordes o adelgaces. Las curvas y volantes se amoldarán a tu cuerpo y de esta forma, no pasarán de moda. Los tonos oscuros están perfectamente indicados para este tipo de falda de esta manera, las distintas tonalidades podrán hacer juego volante tras volante, de más oscuro a más claro y viceversa. No te recomendamos colores estridentes de estilo amarillo o anaranjado porque entonces te cansarás más rápido y tu falda preferida dejará de ser la falda de mujer que nunca pasa de moda sino que se convertirá en el elemento más odiado de tus compañeros de oficina, quienes se cansarán de verla. Con tonos oscuros, la sensación de aburrimiento se retrasará en el tiempo. Como en el ejemplo anterior, te recomendamos encarecidamente introducir el jersey por dentro, especialmente los jerseys más ajustados. Tu figura se verá realzada.

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

Si te quieres apuntar a tonos más claros, siempre sin rozar los colores estridentes, puedes apuntarte a las faldas con vuelo y volantes, de colores claros. Puedes acompañarla de sandalias veraniegas que le darán un toque más fresco y festivo a tu atuendo, a tu falda que nunca pasará de moda. Los veranos vuelven temporada tras temporada, tampoco pasan de moda

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

Una apuesta arriesgada pero que casi siempre es garantía de éxito son las faldas de tul: son más difíciles de mantener y de cuidar que una tradicional falda vaquera pero son maravillosas de ver. Si las acompañas de unos altos tacones que te harán sentir más alta (pero también más dolorida pues los tacones son una herramienta absurda del patriarcado para destrozar físicamente a las mujeres, aunque también sean símbolo de elegancia, ya sabes el refrán: Para estar bella hay que sufrir

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

Las faldas ceñidas y ajustadas son una garantía de éxito si tienes un cuerpo atlético. Te recomendamos que afines tu figura y reduzcas tus curvas siempre practicando deporte y comiendo muchísima verdura. Fuera carnes rojas, fuera grasas, fuera azúcares. Métete en la clase de spinning y de body pump un día sí y al otro también y al cabo de un tiempo estas faldas te quedarán de fábula. Este tipo de faldas, al necesitar tan poca tela, pueden ser del color más estridente, el que más te guste. Como en el ejemplo inmediatamente anterior puedes apostar por faldas cortas, ceñidas y ajustadas de tonos rosas. O incluso fluorescentes. Recuerda que es tu cuerpo y tú lo vistes como más te guste. En caso de que en tu trabajo te exijan ir mostrando pierna o teta, no dudes en ponerte a buscar otro cuanto antes. 

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

Ah, las pieles: nosotras somos firmes defensoras de los animales y por esta razón no te recomendamos en absoluto vestir pieles auténticas que procedan de animales que anteriormente estuvieron vivos. Más allá de que sean muy caras, son una vergüenza: las granjas que crían animales dedicadas al uso exclusivo de sus pieles se merecen una investigación por parte de Hacienda y una posterior multa, que sea muy grande. Nosotras preferimos tejidos más económicos y más sostenibles para con el medio ambiente como son las pieles sintéticas, pieles falsas. Te quedarán igual, tu bolsillo estará más abultado (no gastarás tanto dinero) y además podrás estar más o menos tranquila al no colaborar con que muera un cocodrilo. 

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

Un clásico de las minifaldas es combinarlas con apuestas cazadoras que te quedarán muy bien. La gama de posibilidades que permiten las minifaldas es muy amplia. Si no te sientes del todo segura mostrando las piernas siempre podrás ponerte unas divertidas medias de cualquier color. ¡Elige tu color favorito! ¡El nuestro es el amarillo! ¡Simboliza la libertad! 

Otro clásico que no fallará casi nunca es la clásica falda vaquera, que puede ser minifalda o llegar por encima de la rodilla. Como los jeans no pasan de moda pues tampoco las minifaldas vaqueras. 

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

Todas estas son nuestra apuesta segura, nuestras opciones favoritas para llevar todos los días una falda de forma divertida. No importa cuando leas esto, estas faldas nunca pasarán de moda. Elige tu tipo favorito y vístela siempre que quieras. Tu cuerpo, por supuesto, tampoco pasará de moda: aunque aumentes de peso y se te redoblen las curvas, aunque te salgan estrías y aumentes de talla, tu cuerpo seguirá siendo lo mejor del mundo. Las modas cambian, los cuerpos también. Asegúrate de que siempre te sientes guapa y elegante, con paso firme y siempre dispuesta a comerte el mundo. Lleves la falda que lleves, sea corta o larga, de colores estridentes o algo más discreta, lo importante es que te sientas cómoda llevándola y lleves a cabo todos los proyectos que tienes previsto. También, deberás cumplir las promesas que te haces a ti misma.

Las faldas de mujer que nunca pasan de moda

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

2 votos

Noticias relacionadas