barra head

6 cosas que no debes hacer en una peluquería

HAZ MEJORES TUS VISITAS A LA PELUQUERÍA CON ESTOS 6 CONSEJOS SOBRE LO QUE NO DEBES HACER

La historia de que alguien pide un corte de 3-4 dedos y termina siendo un corte de 6 a 10 dedos es muy común en la vida de las chicas. Con toda honestidad, cada cliente ha dejado el salón de peluquería sintiéndose decepcionado al menos una vez en su vida. Pero al mismo tiempo, hay formas de comportarse que pueden molestar al peluquero tanto como a nosotros.

En Estarguapas pensamos que leer sobre estos matices podría ayudar tanto a los profesionales como a los visitantes de los salones de belleza a entenderse mejor y obtener grandes resultados. Vamos a empezar!!!

1-. No expresar tus deseos      

Cuando un cliente visita un salón de belleza sin tener una idea clara de lo que quiere, tanto el cliente como el peluquero se arriesgan porque el resultado podría decepcionarlos a ambos. La forma en que el profesional visualiza tu estilo puede diferir enormemente de lo que tu deseas.

Por eso es mejor guardar los looks que te gustan en tu teléfono de antemano o buscarlas junto con el profesional antes de comenzar la sesión.

2-. Interferir con el proceso 

A veces los clientes de los salones de belleza dan recomendaciones a sus peluqueros sobre cómo hacer su trabajo. Todo porque están acostumbrados a hacerlo en casa o porque vieron cómo lo hizo otro profesional que visitaron en el pasado. Es más, algunos clientes cogen las herramientas de las manos de los peluqueros y tratan de hacer las cosas por sí mismos.

Es importante recordar que un profesional que corta el pelo, tiñe o hace la manicura estudia esta disciplina durante años y trabaja constantemente para mejorar sus habilidades. Al interferir en su trabajo, el cliente sólo aumenta el riesgo de obtener un mal resultado.

3-. Dar información falsa 

A menudo, un especialista hará preguntas a su cliente para entender cómo realizar su trabajo de la mejor manera desde un punto de vista técnico. Por ejemplo, el peluquero puede preguntar si el cliente se tiñó el pelo en casa o en un salón de belleza, qué cuidado del cabello utiliza y cuándo fue la última vez que se cortó el pelo. Es importante responder con franqueza, como cuando uno se reúne con el médico, para no obtener un resultado inesperado que lo decepcione.

4-. Negarse a lavarse el pelo en el salón de belleza 

Muchos clientes se lavan el pelo en casa y se niegan a volver a lavarlo en el salón de belleza. Esto puede ocasionar que el profesional encuentre zonas desiguales. Es importante lavarlo en el salón de belleza porque inmediatamente después el peluquero podrá dividirlo en zonas muy importantes para el corte de pelo. Además, este procedimiento desinfecta el cuero cabelludo y hace que el nivel de higiene en el salón se mantenga alto.

5-. No lavarse el pelo durante mucho tiempo antes de teñirlo.      

La necesidad de lavar el cabello depende del tipo de coloración que vayas a tener: los colores de cabello modernos se producen usando un agente oxidante de bajo porcentaje y pueden ser usados sólo después de lavar tu cabello con un champú de limpieza profunda. Pero algunos profesionales se cansan de explicar a sus clientes que no hay necesidad de evitar lavarse el pelo varios días antes de la sesión de coloración.

6-. Coger cita y no presentarse o acuidar en otro momento sin cita

Todo el mundo se encuentra en situaciones de emergencia cuando las circunstancias interfieren con las cosas que habíamos planeado. En casos como este, llamar al salón de belleza y explicar la situación es más que suficiente. Pero hay otros clientes que ignoran esta regla y simplemente desaparecen sin responder a sus llamadas. A veces los peluqueros van a la peluquería exclusivamente para atender ciertas citas y no sólo eso, sino que se las preparan si la ocasión lo merece.

 ¿Alguna vez te ha decepcionado una sesión en la peluquería? ¿Estás de acuerdo con este recopilatorio de cosas que no está bien hacer en la peluquería?? Cuéntanos!!!!

Noticias relacionadas
load